Penepés ponen en entredicho credibilidad del secretario de Justicia

El CapitolioEL CAPITOLIO – Varios legisladores del Partido Nuevo progresista (PNP), pusieron en entredicho la credibilidad del secretario del Departamento de Justicia, Luis Sánchez Betances, por presuntamente intervenir en el arresto del abogado Jaime Sifre Rodríguez, por arrojar 21.5 por ciento de alcohol, al ser detenido por un oficial de la Policía. “La acción del secretario de Justicia denota el desconocimiento absoluto de las restricciones que tiene su cargo. Él quiso explicar mediante un comunicado de prensa que no intervino en el proceso, pero sí asistió al cuartel para asistir a su amigo. El secretario debería saber que el simple hecho de hacer presencia en cuartel al momento de un arresto, automáticamente está interviniendo en los procesos de ley, por el cargo que ocupa”, denunció el representante Héctor Torres Calderón.

De igual modo, el expresidente de la Comisión de Seguridad Pública en la Cámara de Representantes, señaló que “no es la primera vez que el secretario de Justicia se ve involucrado en asuntos similares, por menos que esto le han pedido la renuncia en ocasiones anteriores a funcionarios públicos, y este caso no debe ser la excepción”.

Por su parte, el representante José Enrique “Quiquito” Meléndez Ortiz también arremetió contra el funcionario. “La presencia del secretario de Justicia en medio de una investigación de la Policía a su socio, por supuestamente conducir su auto en estado de embriaguez, es una imprudencia de parte del funcionario que pone en entredicho la credibilidad del cargo que ostenta”, opinó.

“La mera presencia del secretario en el cuartel se interpreta como una intervención indebida a favor de su socio. Sánchez Betances ha puesto en entredicho la objetividad e independencia del cargo que ostenta. Debió abstenerse de intervenir por el cargo que ostenta”, añadió.

Aseguró que estarán muy pendientes del curso que tome este caso para que se permita a los agentes y fiscales realizar un trabajo investigativo libre de presiones indebidas y que se lleve hasta sus últimas consecuencias si se prueba que hubo conducta criminal.

Los comentarios para este artículo han sido cerrados.