JRTPR se une al Municipio de Ponce para llevar acceso al Internet al Barrio Real Anón

logoPONCE – Con el objetivo de continuar cerrando la brecha digital en el área sur de Puerto Rico, la Junta Reglamentadora de Telecomunicaciones y representantes del Municipio de Ponce inauguraron el miércoles, el Centro Cibernético en la Escuela Raíces, conectando así a los residentes del Barrio Real Anón a la superautopista de la información.

“La tecnología juega un papel predominante en nuestras actividades diarias. Gobiernos de todo el mundo han comprendido que al proveerle a sus ciudadanos acceso al ciberespacio, no únicamente como un medio de comunicación, sino como una poderosa herramienta de acceso a la información y a la educación, abrimos una gran ventana a oportunidades de desarrollo de empleo, comercio y accesibilidad a servicios”, dijo Reyes Dávila al dirigirse a los presentes.

Durante los actos oficiales de apertura del centro, que conllevó una inversión de 30,000 dólares, por parte de la Agencia, para instalar 10 computadoras, el licenciado Miguel Reyes Dávila, pasado presidente y asesor de la JRTPR, y la Alcaldesa de la Ciudad Señorial, María “Mayita” Meléndez, hicieron un recorrido por las nuevas instalaciones donde ahora estudiantes y miembros de las comunidades aledañas, tendrán acceso al mundo de la información a través de conexiones de banda ancha.

El centro de cómputos de Ponce es el segundo en abrir este mes, luego de que la Agencia hiciera lo propio en Aibonito la semana pasada, y se une a otros 33 centros de Internet — y 38 plazas públicas que ofrecen Wi-Fi — que la JRTPR ha ayudado a establecer a través de asignaciones económicas y donaciones de equipos que suman unos $3 millones.

Algunos de los municipios completados son: Moca, Toa Alta, Manatí, Loíza, Salinas, Peñuelas, Fajardo, Guayama y el recién inaugurado, Toa Baja, entre otros.

Durante la ceremonia, la Alcaldesa agradeció la colaboración del gobernador Alejandro García Padilla y de Rúa, por insertar a Ponce en este tipo de acuerdo.

“No podemos negar el gran impacto que tiene el uso del Internet en nuestra vida diaria y lo adecuado es acercar a las comunidades a estos servicios. Desde hoy los estudiantes de la comunidad Raíces del barrio Real Anón cuentan con las herramientas para ampliar sus conocimientos, contestar asignaciones y sacarle mayor provecho a lo que les enseñan sus maestros en el salón de clases”, dijo Meléndez, cuya administración contribuyó con acondicionar el salón que alberga el equipo.

“Además, los residentes tendrán a su disposición computadoras para acceder al Internet y realizar gestiones como enviar un correo electrónico o preparar un resumé”, dijo la ejecutiva municipal de Ponce.

Los comentarios para este artículo han sido cerrados.