Inocente la AAA de apagón de Bahía Bioluminiscente de Fajardo

anigif1SAN JUAN – El director ejecutivo de la Autoridad de Acueductos y Alcantarillados, Alberto Lázaro dijo el viernes que a pesar de que el estudio sobre la perdida de bioluminiscencia de la llamada Laguna Grande de Fajardo no tiene que ver con la construcción de la planta de filtración, están buscando alternativas con la comunidad para modificar el proyecto.

“Estamos convocando a la comunidad para la semana que viene realizar una asamblea con la comunidad, para comunicarle los resultados y hablarles del proyecto de alcantarillado y sanitario”, dijo Lázaro en conferencia de prensa.

Según Lázaro, hay cuatro alternativas para culminar los trabajos de construcción que se discutirán con la comunidad.

La preferida por el Gobierno es no construir la planta en el área del varadero cercano a la laguna y cambiar 25 pies la profundidad de la tubería. Además, se construiría al lado de la estación de bombas del Seven Seas otro sistema de bombeo. Con esto, todo el desecho sanitario llegaría por gravedad al sistema y no se necesitarían maquinas adicionales.

Estas modificaciones, explicó le aumentarían el costo a dos millones y en vez culminar la construcción en el 2016, será el 2017.

Las otras alternativas son mantener el proyecto tal y como esta, lo que dijo no es viable.

“Porque el día que haya una falla en la estación de bombas, el desborde ocurriría en las casas”, mencionó.

La segunda alternativa es reubicar al sur la instalación, propuesta hecha por el alcalde, Aníbal Meléndez.

“El problema es que habría que construir otra bomba de relevo en el área del balneario Seven Seas. Técnicamente es posible, económicamente es más caro”, indicó.

Como tercera alternativa está dejar como está actualmente la profundidad de la tubería (entre 9 y 10 pies) y construir la estación de bombas al lado de la que está en el Balneario de Seven Seas.

“El problema es que deja varias comunidades fuera del proyecto y no tendría el propósito ambiental deseado”, señaló.

La secretaria del Departamento de Recursos Naturales y Ambientales (DRNA), Carmen Guerrero Pérez, dijo que luego de los estudios hechos por el Servicio Geológico de Estados Unidos, la Junta de Calidad Ambiental y el profesor Miguel Sastre se puede concluir que el llamado “apagón” en la Bahía Bioluminiscente de Fajardo fue por un evento extraordinario de marejadas (la llamada Marejada de los Muertos”) que ocurrió entre finales de octubre y principios de noviembre.

“En esencia, el estudio del Servicio Geológico dice que días antes de reducirse la bioluminiscencia se registraron fuertes marejadas en la zona, lo que provoco que el agua de la Laguna fuera recirculada”, dijo Guerrero Pérez en conferencia de prensa.

Según la secretaria, eventos similares ocurrieron en los años 2003 y 2006 en los cuales no hubo ningún tipo de brillantez en la laguna por espacio de un mes.

Los comentarios para este artículo han sido cerrados.