Inaplazable la reforma al Sistema de Retiro de Maestros

logo-retiro-300x111LA FORTALEZA – El gobernador Alejandro García Padilla emitió el jueves un mensaje cibernético en el que aseguró es “inaplazable” reformar el Sistema de Retiro de Maestros (SRM) para evitar que los maestros se queden sin su retiro, que el resto de los ciudadanos tengan que aportar al mismo y evitar la degradación del crédito del gobierno.

“El diálogo con los maestros sigue y seguirá abierto siempre. Lo que no podemos hacer es cruzarnos de brazos. Nuestro deber es actuar para proteger a los maestros y su retiro y al hacerlo cumplimos nuestra obligación social y moral. Posponer la reforma lo único que hará es empeorar la condición del sistema, requerir medidas drásticas para salvarlo y contribuir a la degradación del crédito del país. Esta es la verdad”, dijo García Padilla en su mensaje al defender la necesidad de convocar una sesión extraordinaria sobre el asunto.

“De no salvar el Sistema de Retiro ahora, el panorama se complicaría y solamente lo mantendría con vida una mayor aportación de los demás contribuyentes lo que afectaría directamente al resto de los ciudadanos”, agregó.

Indicó que lo justo es “garantizar una mejor compensación para los maestros” y propuso un aumento de sueldo de por lo menos 300 dólares anuales por los próximos 10 años empezando en julio próximo.

El mandatario aprovechó su mensaje para adjudicar la crisis en el SRM a los pasados gobierno. “El Sistema de Retiro de Maestros llegó a un punto crítico por razones que todos conocemos, porque se tomaron decisiones irresponsables en el pasado y porque en el pasado otros gobiernos evadieron su responsabilidad. Nunca en más de 60 años se acataron las recomendaciones actuariales y se legisló con propósitos electorales sin identificar fuentes de pago, muchas veces sabiendo que no se tenían los recursos”, indicó al asegurar que su gobierno tomará las decisiones responsables para resolver la situación.

García Padilla convocó el miércoles a los legisladores a una sesión extraordinaria para que consideren un grupo de medidas sobre la reforma al SRM.

El mandatario aseguró haber tenido un extenso diálogo con los líderes magisteriales sobre el asunto. Entre las propuestas del ejecutivo están sustituir el actual plan de beneficio definido acumulado por un plan de contribución definido prospectivamente; aumentar la pensión mínima a los maestros retirados de 400 a 500 dólares al mes; establecer una pensión mínima garantizada de 1,562 dólares al mes para los maestros que aún no se han retirado, lo que aumentará en 1,162 dólares la pensión mínima garantizada y en 187 dólares la actual pensión promedio y garantizar a las maestras y a los maestros, cuyos ingresos familiares sean menores de 25 mil dólares al año, un plan médico que incluirá medicinas, a partir de enero de 2015.

De otra parte, se elimina prospectivamente la pensión por mérito y las llamadas pensiones Cadillac, tal y como lo solicitaron los propios maestros; se fija la edad de elegibilidad para retirarse en 55 años y la cantidad de años de servicios en 30; la contribución de los maestros a su retiro aumentará en solo 1 por ciento y no se revisará hasta el 2017; se modificarán las leyes especiales que benefician a los actuales maestros retirados, garantizando un bono de Navidad de 200 dólares, el bono para medicinas de 100 dólares y la aportación al plan médico de 1,200 dólares al año y se permitirá que los maestros traspasen su pensión a sus cónyuges y dependientes.

Entretanto, la reforma al SRM contempla también que se permita que los futuros maestros coticen al Seguro Social federal y que no se modifiquen los beneficios adquiridos por los maestros al momento de que entre en vigor. Es decir, que en los casos en los cuales ya tengan derecho al 65 por ciento o al 75 por ciento de su salario promedio como pensión, esta reforma no los modificará, independientemente de si se retiran o no.

Los comentarios para este artículo han sido cerrados.