En serio riesgo de desaparecer tres especies de coquíes

coqui02SAN JUAN  – Si al visitar las montañas de la Isla nota que ya no siente el canto del coquí rápido y agudo que escuchaba antes, no se extrañe, pues una de las dos especies de coquíes que cantan está a punto de desaparecer, mientras que otras dos especies también están amenazadas.

Desde agosto hasta el presente se ha documentado que el Eleutherodactylus portoricensis, comúnmente conocido como el Coquí de la Montaña sólo se encuentra en el Bosque El Yunque y en el Bosque Carite, reveló el doctor Rafael Joglar en su alocución en el Simposio sobre Especies Amenazadas y en Peligro de Extinción celebrado por el Departamento de Recursos Naturales y Ambientales (DRNA).

El catedrático de la Universidad de Puerto Rico (UPR) y director del Proyecto Coquí, indicó que en igual situación crítica está el Coquí Martillito, el cual igual que el Coquí de la Montaña ahora solo habita en El Yunque y en Carite.

Joglar detalló que el cambio climático, la destrucción de su hábitat y un hongo patógeno de la piel, denominado Batrachochytrium dendrobatidis (BD), han afectado seriamente a esta especie de anfibios única en Puerto Rico. Recordó que aunque el problema con las amenazas de estas especies no son nuevas no fue hasta el 2004 que se conoció sobre el mencionado hongo, el cual es letal para los coquíes.

Para el investigador es preocupante que una especie se extinga. Advirtió, que el cuestionamiento que cada persona debe hacerse es si las causas por la que se extingue una especie sea fauna o flora tendrá algún resultado adverso sobre mí y sobre los humanos en general.

El investigador sostuvo que los anfibios son bioindicadores. En otras palabras, estas especies nos brindan información sobre el estado de salud del área donde se encuentran. “Si hay especies amenazadas que están en peligro esto lo que nos está diciendo es que los humanos estamos también amenazados”, sostuvo.

El catedrático señaló además que “el que se hayan extinguido tres especies de coquíes de las 17 que teníamos y tengamos otras seriamente amenazadas nos deja saber que estamos dañado el ambiente, estamos dañado estas especies; pero nosotros también estamos siendo impactados pues hoy día hay muchas enfermedades y condiciones que son más comunes en Puerto Rico de lo que eran antes”.

Al mismo, tiempo Joglar manifestó que el Coquí Caoba también ha mermado significativamente. Aclaró, que aunque aun se pueden encontrar algunos individuos en las montañas altas quedan bajos números en El Yunque y en Carite.

Según el experto, el país debe trabajar más en la investigación científica de estas especies y sobre su comportamiento y atender el tema del cambio climático. Recomendó además conservar grandes espacios de terrenos y trabajar con las especies invasoras como lo es el hongo BD.

Por su parte, la secretaria del DRNA, Carmen R. Guerrero Pérez, sostuvo que investigaciones como la del doctor Joglar cobran repercusión pública a través de eventos como el realizado por su agencia en la que se presentaron 56 investigaciones científicas relacionadas a especies amenazadas y en peligro de extinción.

Los comentarios para este artículo han sido cerrados.