Cuestionan supuesta intervención de Sánchez Betances con amigo borracho

tribunal-supremoSAN JUAN – El exfiscal federal Osvaldo Carlo aseguró el lunes que la presencia del secretario de Justicia, Luis Sánchez Betances, en el cuartel Hato Rey Oeste, donde fue procesado un exsocio por guiar en estado de ebriedad, creó cierta presión indebida sobre los agentes que investigan el caso, por lo que pidió al superintendente de la Policía, James Tuller que investigue el asunto. “La mera presencia del secretario de Justicia allí, sin decir una palabra, crea una presión indebida sobre estos agentes de la Policía. ¿Por qué un secretario de Justicia va a estar en el lugar de los hechos donde hay un amigo envuelto, si no es para crear un ambiente negativo sobre la investigación. No tenía que decir una sola palabra. Él tenía otra forma de manejar el asunto”, dijo Carlo en entrevista radial (NotiUno).

“Veo muy difícil que una situación como esta, en la que intervino el secretario de Justicia, no haya sido informada al superintendente. Si no fue informada, es algo que el superintendente tiene que tomar acción y trabajar con esos policías. Sancionarlos. Si le llegó la información el viernes, como debió haber ocurrido, entonces el superintendente Tuller tiene mucho que explicar porque él tiene pendiente su confirmación”, agregó.

Se trata de Jaime Sifre Rodríguez de 66 años, quien según informó la Policía el lunes, fue detenido la noche del viernes por el agente Gilberto Santiago, adscrito a la División de Impacto de Carreteras, ya que manejaba mientras usaba su teléfono celular.

En la intervención, ocurrida en la Avenida Roosevelt, intersección con la carretera 8 en San Juan, el agente percibió un fuerte olor a alcohol, por lo que según el protocolo, al conductor se le realizó la prueba a la que arrojó .215 por ciento de alcohol en su organismo.

Sifre Rodríguez fue citado para el miércoles 11 de diciembre en el Tribunal de San Juan para la correspondiente radicación de cargos.

En declaraciones escritas, Sánchez Betances confirmó haber acudido al cuartel, pero negó cualquier intervención indebida. “Fui al cuartel de la División de Tránsito de San Juan para verificar que estuviera bien y ayudar con relación a su automóvil y transportación. En modo alguno intervine con los oficiales para solicitar trato privilegiado o especial. Por el contrario, en las ocasiones pertinentes, reiteré que el caso debería tratarse como cualquier otro, conforme a derechos y con todo el rigor de la ley”, indicó el secretario.

El funcionario se refirió a Sifre Rodríguez como un amigo muy querido. Sin embargo, reiteró que “nunca, repito, nunca, invoqué la autoridad del cargo que ocupo para reclamar nada que no fuera que el caso siguiera su curso conforme a derecho y que los oficiales a cargo cumplieran con su deber”.

Los comentarios para este artículo han sido cerrados.