Cuestionada propuesta reestructuración de Seguros Múltiples

397615_547315708614395_142549038_aSAN JUAN – La reestructuración interna que la Cooperativa de Seguros Múltiples de Puerto Rico ha propuesto para su perfil administrativo, organizacional y de distribución de riesgos ha sido cuestionada por varias de las cooperativas socias del gigante de los seguros, alegando éstas que el proceso ha estado plagado de “un sinnúmero de incongruencias y omisiones materiales que infringen las leyes de valores de Puerto Rico y de los Estados Unidas.”

De acuerdo con varios líderes voluntarios afiliados a algunas de las 166 cooperativas socias accionistas de Seguros Múltiples (SM), desde el año pasado la Junta de Directores de dicha cooperativa ha iniciado una reestructuración sin proveer a sus accionistas “información escrita precisa y concreta” sobre el proceso.

“La justificación que ha presentado Múltiples es que bajo la nueva estructura la empresa ganaría mayor competitividad en el ámbito de los seguros al convertirse en un ‘holding company’, que es una aseguradora de aseguradoras”, explicó uno de los líderes voluntarios que declinó identificarse, y que recalcó que “ya múltiples opera como una aseguradora de aseguradoras”.

Bajo el nuevo esquema organizativo se ha creado una entidad cooperativa llamada Grupo Cooperativo de Seguros Múltiples (GCSM) que, de ser aprobada por la asamblea de socios, se convertiría en “la estructura de control”, es decir, fungiría como “dueña” de SM y todas sus subsidiarias y afiliadas. Mientras, el grupo de 166 cooperativas socias accionistas tendrían una participación dentro del GCSM, pero sin llegar a tener un control efectivo de las operaciones de dicho grupo.

“La gerencia de Múltiples tendría facultad completa sobre la administración y gerencia de esa nueva entidad, y el control democrático de los socios se menoscabaría”, señaló el voluntario cooperativista.

Este nuevo “perfil administrativo” requiere que las cooperativas accionistas de SM cambien/transfieran sus certificados de fondos comunes de SM por las que emita la nueva entidad cooperativa GCSM. La Junta de SM había convocado a una asamblea para la aprobación de esta transacción el pasado 16 de marzo, apenas dos meses y medio después de que la Comisión para el Desarrollo Cooperativo (CDCoop) certificará al GCSM. La deliberación durante la asamblea debía fundamentarse en el contenido de una serie de presentaciones verbales hechas por la Junta de SM a las cooperativas socias.

El principio cooperativista parte de la premisa de la repartición equitativa de las ganancias, recibiendo mayores dividendos quienes mayores recursos hayan aportado a la empresa. Pero dicho principio también establece que, indistintamente del monto de las acciones que cada socio pueda tener, su voto vale por uno. Ahora bien; ¿cuál es el monto del capital total aportado por las cooperativas accionistas de SM?

De acuerdo con los voluntarios cooperativistas, GCSM les ha informado que ese patrimonio asciende a $253 millones. Sin embargo, las acciones que esas 166 cooperativas tendrían en el GCSM serían por solo $40 millones. Existe entonces una diferencia de $213 millones que la nueva entidad cooperativa, ni SM ha podido explicar a donde iría a parar.

“Ellos han dicho que el interés propietario de las cooperativas en ese capital está definido por la aportación inicial, más los intereses devengados”, señalaron los voluntarios cooperativistas.

La diferencia de $213 millones, según el GCSM responde a lo que ellos supuestamente han identificado como “porción irrepartible”, que corresponde a la “reserva de capital social”.

“Nosotros nunca habíamos oído de una reserva de capital social del 85 por ciento. Lo que sí es usual es en el orden de un 10 por ciento”, dijo uno de los cooperativistas.

No obstante, y aunque puede ser probable que el capital de las cooperativas socias sea mayor a los $40 millones que el GCSM concede, también es cierto que una porción de ese capital total debe destinarse para las contingencias propias del mercado de seguros, específicamente el pago de beneficios a las distintas pólizas vendidas por la empresa. Esa porción aparentemente no fue especificada por el GCSM, y los líderes cooperativistas no elaboraron sobre el particular durante la entrevista.

Antes de que tuviera lugar la asamblea un grupo de cooperativas de ahorro y crédito, entre las que se encuentran las cooperativas Abraham Rosa, Dr. Manuel Zeno Gandía, La Regla de Oro, La Oriental y La Cidreña, se reunieron con la representación legal de SM para expresar sus objeciones al proceso y reclamar que la asamblea del 16 de marzo no fuera una deliberativa, sino informativa. Durante dicha reunión, el abogado de SM le señaló al grupo de cooperativistas que “aquellas cooperativas que no estuviesen de acuerdo con la propuesta transacción serían desafiliadas por SM”.

“Múltiples no puede desafiliar a ninguno de sus socios así como así… hay un procedimiento para eso, se tienen que presentar cargos, se tiene que justificar la acción…”, dijo otro de los voluntarios cooperativistas.

Al presente, el grupo de cooperativas que cuestiona la reestructuración de SM mantiene querellas ante la CDCoop y la Corporación para la Supervisión y Seguro de Cooperativas (COSSEC). En el caso de la primera entidad, ésta resolvió referir la querella a la segunda [COSSEC] –aduciendo falta de jurisdicción en el conflicto – y en donde está pendiente de que sea asignado un oficial examinador. Pero, inconformes con la decisión de CDCoop, los cooperativistas acudieron al Tribunal Apelativo, el cual resolvió desestimar el pedido de los cooperativistas. Sin embargo, la decisión tiene el efecto de reclamar de COSSEC una resolución a la querella. “Una vez COSSEC adjudique los planteamientos contenidos en la querella y emita una resolución final a tales efectos, de ser necesario, se activa nuestra facultad revisora”, lee la sentencia del apelativo.

Problemas en COSSEC

Mientras el grupo de cooperativas querellantes espera por la resolución de sus reclamos, COSSEC se encuentra en medio de un conflicto por la dirección ejecutiva de la corporación pública que pudiera impactar la resolución del caso.

La Junta de Directores de COSSEC decidió destituir al presidente ejecutivo de la corporación alegando que durante los seis meses de su incumbencia Daniel Rodríguez Collazo incurrió en una serie de irregularidades, entre las cuales destacó la concesión de contratos que excedían las cantidades aprobadas por la junta de directores.

Por su parte, Rodríguez Collazo, y los representantes del gobierno en la junta de COSSEC, insisten en que la decisión de destituirlo como presidente no es válida porque la reunión en que se decidió así hacerlo un fue convocada de acuerdo con el reglamento. Sin embargo, los miembros restantes de la junta –representantes del sector cooperativista y el interés público – reclaman que sí lo fue.

Así las cosas, sería el vicepresidente de COSSEC, Román Velasco, quien asumiría la presidencia interina de la entidad, y quien habría de designar al oficial examinador que entenderá en el conflicto entre SM y sus accionistas. Pero las cooperativas querellantes están listas para pedir su inhibición porque Velasco es miembros de la Junta de SM y uno de los socios incorporadores del GCSM.

La resolución del conflicto entre SM y sus accionistas parece depender entonces de la celeridad con que se resuelva la presidencia de COSSEC y de que el presidente interino, si ese fuera el caso, mantenga las manos fuera del proceso de dicha resolución debido a un evidente conflicto de interés.

Los comentarios para este artículo han sido cerrados.