Comisión para la Prevención del Suicidio adiestra a comunicadores para salvar vidas

suicidio1SAN JUAN – Una de las herramientas más efectivas para prevenir el suicidio es la comunicación adecuada sobre el tema. Partiendo de esto la Comisión para la Implantación de Política Pública en Prevención del Suicidio adscrita al Departamento de Salud (DS), ofreció el miércoles, un taller dirigido a profesionales de comunicación y relaciones públicas de las 13 agencias y organizaciones que pertenecen a mencionada Comisión.

Aunque muchos son los esfuerzos que han efectuado a favor de prevenir el suicidio, el tema continúa siendo un tabú en los medios de comunicación. De acuerdo a la directora ejecutiva de la Comisión, Alicia Menéndez Miranda, esto responde a que se estigmatiza a las personas y a sus familiares, que intentan o se suicidan. “Debemos comenzar por entender que cualquier persona puede llegar a tener un pensamiento suicida en algún momento de su vida lo importante es que no permanezca en ese estado. En vez de ignorar, rechazar o condenar a estas personas, debemos mostrarle afecto, respeto y dirigirlos a buscar ayuda profesional”, enfatizó la doctora Menéndez.

A su vez, la psicóloga, instó a los comunicadores a informar sobre los suicidios de forma responsable y siempre incluir en las noticias las señales de peligro, las líneas de ayuda y alguna información sobre cómo evitar que las personas se quiten la vida. “El suicidio es un problema social y de salud pública que afecta a todos los sectores de la sociedad. Esta situación no se resuelve ignorándola o dejando de hablar del tema. El suicidio se previene informando los lugares donde las personas pueden recurrir a buscar ayuda. Cuanto más amplios sean los foros que hablen sobre la prevención del suicidio, más vidas serán salvadas”, afirmó.

Además el psicólogo clínico, doctor Freddy Aracena, ofreció algunos ejemplos de casos de suicidios de personas famosas en las cuales no se manejó bien la información y se creó el factor de “contagio”. “Para el año 1962 se difundió en los medios de comunicación el supuesto suicidio de Marilyn Monroe. El manejo explícito y detallista de la noticia provocó un aumento del 12 por ciento más de lo habitual de suicidios registrados. La única razón por la cual debemos publicar casos de muerte por suicidios es porque vamos a utilizarlo como vía de educación a la población, para recordarles que existen organizaciones y servicios donde se les va a ofrecer ayuda y no tiene que llegar a privarse la vida”, comentó.

Los comentarios para este artículo han sido cerrados.