Aerolínea Seaborne se muda a la isla

1455171_10152050142198760_972985682_nLA FORTALEZA – El gobernador Alejandro García Padilla anunció el miércoles, que su gobierno logró un acuerdo con la línea aérea Seaborne, que trasladará su gerencia, operaciones de aviación, base de reservaciones y servicio al cliente a Puerto Rico, y ya comenzó a ampliar sus rutas en el Caribe.

“Seaborne es una empresa que goza de excelente reputación en el mercado local y las Islas Vírgenes, donde lleva veinte años dando servicio y tiene un grupo gerencial con vasta experiencia y conocimiento de esta industria”, destacó el primer ejecutivo en un comunicado de prensa.

El traslado de la sede de la aerolínea se completará en marzo y, progresivamente, irán aumentando sus vuelos. Al trasladar su base de aviación al Aeropuerto Internacional Luis Muñoz Marín y sus oficinas administrativas a Hato Rey, Seaborne se convierte en una aerolínea de Puerto Rico que podrá expandir sus ofertas con conexiones hacia Estados Unidos continental y al resto del Caribe.

Sobre esto, el primer ejecutivo especificó que “Puerto Rico vio en Seaborne la oportunidad de ampliar esas rutas y la posibilidad de expandir importantes nichos, como el turismo médico y el de compras, además de los viajes de negocios y lo que representa para las inversiones entre y las islas hermanas de la región.”

El gobernador detalló que la llegada de Seaborne se trata de algo mayor que mudar o ampliar un mostrador en el aeropuerto, ya que el gobierno está invirtiendo en Seaborne 16 millones de dólares en incentivos, incluyendo una inversión de 9 millones de dólares del Banco de Desarrollo Económico (BDE). El Banco se convierte así en accionista minoritario de la empresa matriz de Seaborne – Coastal International Airways – con el propósito de incentivar el desarrollo del negocio en aeronáutica, crear empleos y convencido del gran potencial que tiene la recuperación de la inversión en la medida que la compañía siga creciendo y aportando al desarrollo económico de la isla. Por su inversión, el BDE tendrá una participación de 20 por ciento en la compañía mediante acciones preferidas convertibles y presencia activa en la Junta de Directores con derecho a dos posiciones.

“Es importante destacar la confianza de los accionistas de la compañía en el plan de negocios de Seaborne al invertir sobre 100 millones de dólares. Su plan conlleva además futuras inversiones de los principales accionistas,” mencionó García Padilla. Añadió que “los dueños de la compañía, por su parte, harán una inversión adicional de 35 millones de dólares, más adquirirán 12 nuevos aviones por los próximos tres años, o sea, cuatro nuevos aviones anuales entre el 2014 y el 2016.

La ampliación de estas operaciones representa la creación inmediata de 150 empleos, más otros 250 al cabo de dos años. Son empleos en Puerto Rico con una remuneración de entre 30,000 dólares y 50,000 dólares anuales, para posiciones de asistentes de vuelo, pilotos, mecánicos, asistentes administrativos, ventas, mercadeo y reservaciones, entre otros.

El impacto económico acumulativo de Seaborne en Puerto Rico será de sobre 85.8 millones de dólares para el año 2015. Solo en el 2014 estimamos un impacto económico de 31.9 millones de dólares en nómina y nuevos vuelos aéreos.

También, la Compañía de Turismo trabajará con Seaborne en la creación de nuevas rutas y destinos para seguir recuperando y ampliando las conexiones en el Caribe que se perdieron en la isla en los últimos años.

Seaborne se une así a Avianca, Southwest, Air Europa, las expansiones de JetBlue, United y Delta en Puerto Rico, que en menos de un año han logrado reconstruir el centro de conexiones de San Juan.

A partir del 15 de enero, comenzarán los vuelos de Seaborne desde San Juan a St. Kitts y Nevis. Un mes después a Punta Cana, en República Dominicana; y el primero de marzo a St. Marteen. Otros serán añadidos a lo largo del 2014. Además, el acuerdo contempla 10 nuevas rutas entre San Juan y Antigua, Barbados y Haití. Asimismo, comenzaron con dos vuelos a la semana a La Romana, pero se convertirán en diarios a partir de marzo.

Por otro lado, la Compañía de Fomento Industrial forma parte de este acuerdo incentivando la creación y retención de 400 empleos directos a tiempo completo en un periodo de cinco años a partir de la firma del contrato de incentivos.

“Para que tengan una idea de la importancia estratégica de esta inversión, solamente en gastos de turistas del Caribe, la economía recibirá una inyección de sobre 20 millones de dólares, sin contar los empleos creados y la relocalización de operaciones a Puerto Rico que, como dije antes, tendrá un efecto cumulativo de 85.8 millones de dólares”, puntualizó el gobernador.

Los comentarios para este artículo han sido cerrados.