Secretario de Justicia complacido con decisión Tribunal Apelaciones caso Hilton Cordero

imagesSAN JUAN — El secretario de Justicia, Luis Sánchez Betances, reaccionó complacido en la tarde del miércoles, ante la decisión del Tribunal de Apelaciones (TA) de sostener la desestimación hecha por el Tribunal de Primera Instancia de una petición de supresión de evidencia solicitada por la defensa del ex policía Hilton Cordero, contra quien el Ministerio Público ha presentado cargos por varios delitos de índole sexual.

“Me complace sobremanera que el recurso de Certiorari presentado por la Oficina de la Procuradora General haya sido considerado favorablemente por el TA, permitiendo así la continuación del proceso incoado por el Estado en contra del Sr. Cordero”, sostuvo el titular del Departamento de Justicia.

El 19 de junio de este año, luego de celebrar una vista de supresión de evidencia, el tribunal de instancia denegó una petición de supresión de evidencia instada por Cordero. En la petición de supresión se solicitaba excluir como prueba sustantiva el material ocupado por los agentes del orden público en el Apartamento 2704 del Condominio Jardines del Escorial en Carolina, consistente en la computadora “desktop” incautada en este caso, y la información que surgió del análisis de esa evidencia. El pasado 19 de julio, Cordero solicitó al TA la revisión de la Resolución emitida por el Tribunal de Primera Instancia.

En el día de hoy, el TA expidió el auto de Certiorari, y confirmó la decisión del tribunal de instancia. Concluyó el foro apelativo que de la propia orden de registro y de los testimonios vertidos en la vista de supresión de evidencia, existía causa probable para expedir la orden impugnada. Puntualizó que la orden de registro y allanamiento surgió como resultado de una entrevista realizada por el agente a la hija del peticionario, quien le imputaba a su padre la comisión de actos lascivos.

El TA entendió que la evaluación del foro de origen es, a la luz de la totalidad de la circunstancias, razonable, pues en el contexto de la investigación que realizó el agente, una persona prudente y razonable podía concluir objetivamente que el material pornográfico que existía en la computadora pudo haber sido utilizado como medio para la comisión del delito de actos lascivos.

Los comentarios para este artículo han sido cerrados.