Salud da visto bueno para reabrir quinto piso de Hospital de Carolina

images59CAROLINA – Ante el logro de que el Hospital de la Universidad de Puerto Rico en Carolina lleve dos meses libre de nuevos contagios de la bacteria Acinetobacter Baumannii (A. Baumannii), el Departamento de Salud autorizó el lunes la apertura de la Unidad Clínica interdisciplinaria en el quinto piso de esa institución.

La secretaria de Salud, doctora Ana Ríus Armendáriz, anunció la decisión en una carta dirigida a la directora ejecutiva interina del Hospital, Diraida Maldonado, al director médico Carlos Fernández Sifre y a la doctora Mirelis Fabián, presidenta del comité de infecciones.

La directora ejecutiva interina del Hospital, Diraida Maldonado, recalcó en un comunicado a todo el personal de la institución que “continuamos en vigilancia epidemiológica bajo la supervisión del Departamento de Salud cumpliendo con todas las normas y políticas institucionales desarrolladas por el Comité de Control de Infecciones. Como profesionales de la salud seguiremos comprometidos con una cultura de cumplimiento en protocolos, normas y políticas institucionales que garanticen los servicios de calidad que requieren nuestros pacientes”. Maldonado felicitó y agradeció al personal por su compromiso “para continuar ofreciendo sus servicios en este su hospital, segura de que continuarán ayudando a superar las expectativas de calidad y seguridad necesarias para nuestros pacientes y la comunidad”.

La secretaria de Salud declaró que con estas medidas en estos momentos el Hospital Federico Trilla es, actualmente, el hospital más seguro del país. Desde el 23 de septiembre, no han surgido casos nuevos de infección o colonización con la bacteria A. Baumannii en el Hospital UPR. Durante ese periodo, el Hospital ha estado, y continúa, en cero conversiones de A.Baumanni multirresistente entre los pacientes en ventilación mecánica.

El 17 de septiembre el Departamento de Salud intervino en el Hospital ante señalamientos públicos sobre casos de pacientes alegadamente infectados con la bacteria A. Baumannii.

Desde unos días antes de la intervención del DS, a partir del 13 de septiembre y hasta ahora, en el Hospital se implantó un Programa de Observadores 24/7 con el propósito de vigilar por el cumplimiento al 100 por ciento de los protocolos de higiene de lavado de manos, precauciones de contacto, lavado bucal en pacientes con ventilación mecánica, y limpieza de cuartos y equipos. El Programa de Observadores 24/7 monitorea y documenta diariamente el cumplimiento con tales protocolos de higiene por el personal del Hospital.

Asimismo, desde esa fecha se hacen reuniones diarias con un Subcomité de Vigilancia Epidemiológica que forma parte del Comité de Control de Infecciones para velar por el cumplimiento de las recomendaciones del Center for Disease Control (CDC). Además, el Hospital está utilizando un proceso novel para confirmar la efectividad de los protocolos de higiene. Dicho proceso usa un producto, “Glo Germ” y luz ultravioleta para hacer visible lo que es invisible al ojo humano y detectar así cualquier residuo de sucio tanto en el personal como en las habitaciones del Hospital.

Según Ríus, el Hospital de la UPR en Carolina es de gran importancia para el país por la enorme población que atiende así como por ser uno de los principales centro académico (teaching hospital) del país. Además tiene el centro de cirugía bariátrica más grande de Puerto Rico, es la institución de primera respuesta ante un posible evento catastrófico en el Aeropuerto Internacional Luis Muñoz Marín y atiende regularmente a viajeros y turistas que se enferman en el aeropuerto. En la institución se provee servicios a pacientes de la Sub-Región de Carolina y a la Sub-Región de Fajardo, incluyendo, Vieques y Culebra. En la Sala de Emergencia del Hospital se prestan servicios 24 horas al día y siete días a la semana a aproximadamente 5,000 pacientes al mes, muchos de ellos pacientes con traumas por accidentes de autos e incidentes de violencia. El Hospital es la única institución hospitalaria con una Unidad de Intensivo Neonatal (“NICU”) en la Sub-Regiones de Carolina y Fajardo.

Añadió que la institución hospitalaria es el centro académico de sobre 400 estudiantes que realizan su práctica como médicos, médicos dentales, farmacéuticos, enfermeros, y profesionales de la salud. Cuenta con 172 facultativos, del cual el 93 por ciento es profesorado del Recinto de Ciencias Médicas. El Hospital también sirve como sede de varios proyectos de investigación subvencionados por el CDC, la empresa privada y fondos institucionales.

Los comentarios para este artículo han sido cerrados.