Representante Carlos Bianchi radica medida para enmendar la carta de derechos del ciclista para aumentar las penas a los conductores que atropellen ciclistas

ciclismoEL CAPITOLIO – El representante Carlos Bianchi Angleró, y portavoz alterno de la delegación popular en la Cámara, presentó el martes, una medida legislativa que convierte en delito grave aquellas violaciones a la Carta de Derechos del Ciclista que resulten en daños graves y fatales a los ciclistas en las carreteras del País.

“Hemos visto una proliferación de este tipo de accidentes en todo Puerto Rico. Todos los conductores de vehículos de motor deben estar conscientes que es su obligación compartir la carretera de una manera segura y responsable con las personas que utilizan las bicicletas, ya sea como deporte o como sistema de transportación. La misma Ley 22 establece como política pública que se debe proveer las condiciones que permitan y promuevan el uso y disfrute de la bicicleta como medio de transporte o recreación”, indicó el representante del oeste.

El Proyecto de la Cámara 1564, radicado por Bianchi Angleró, establece en su Exposición de Motivos que “El común denominador que han tenido muchos de estos casos es el abandono de la escena del accidente, dejando en el pavimento al ciclista sin tan siquiera haber llamado a las autoridades para los servicios esenciales de emergencia médica. A raíz de ello, esta Asamblea Legislativa no puede cruzarse de brazos y debe atender el asunto con la seriedad y premura que la situación requiere.”

Las enmiendas a la Carta de Derechos del Ciclista también aumenta la pena de multas a un máximo de cinco mil dólares en el delito menos grave, de manera que al momento de imponer la penalidad, el juzgador tenga un mayor radio de adjudicación dependiendo de las circunstancias particulares de cada caso. En el caso de que la violación a dicha Carta de Derechos, resulte en daños graves o fatales al ciclista, la misma se considerará delito grave.

“Obviamente, en cuanto al delito sobre la persona y las penas por la imprudencia crasa al conducir un vehículo de motor, ya el Código Penal y la Ley 22 atienden esos asuntos. En el caso de las penas de la Carta de Derechos, las mismas se imponen por la violación de ignorar conceptos básicos de civismo y tolerancia que todo conductor de vehículos de motor debe tener con los ciclistas, quienes por su vulnerabilidad en la carretera están expuestos a graves daños físicos,” aclaró el Legislador que representa los pueblos de San Germán, Cabo Rojo y Hormigueros.

Nuestro propósito es que todos los conductores en Puerto Rico estén conscientes de que comparten la carretera con otros vehículos de transportación y que es su deber tomar todas las debidas precauciones para evitar accidentes”, finalizó el portavoz alterno de la Cámara.

Los comentarios para este artículo han sido cerrados.