Propiedades en desuso se convertirían en centros de reciclaje municipales

casa-abandonada-1EL CAPITOLIO – El representante del Partido Nuevo Progresista (PNP), Urayoán Hernández Alvarado, propuso el sábado que el Departamento de Transportación y Obras Públicas transfiera, libre de costo, las propiedades bajo su custodia y que se encuentren en desuso a los gobiernos municipales para que estos puedan establecer y desarrollar en los mismos programas de reciclaje.

Se trata del Proyecto de la Cámara 416, de la autoría del legislador novoprogresista y el cual establecería como política pública la transferencia de estas facilidades a las administraciones municipales en o antes del 2015.

“De acuerdo a la Ley 70-1992, conocida como Ley para la Reducción y el Reciclaje de Desperdicios Sólidos en Puerto Rico, cada municipio deberá, en o antes del primero de mayo de 1995, designar una o más personas como coordinador municipal de reciclaje y establecer una facilidad dedicada a estos fines. A pesar de esta imposición, el Estado ha sido incapaz de ofrecer una serie de incentivos a los municipios que les permitan cumplir cabalmente con sus responsabilidades. A petición de varios coordinadores municipales de reciclaje, estimamos necesario permitir la transferencia de propiedad en desuso por el Estado para que los municipios puedan ubicar en ellas sus programas de reciclaje”, señaló Hernández Alvarado.

Puerto Rico genera aproximadamente 9,860 toneladas diarias de residuos sólidos, provocado en parte, por los patrones inadecuados de consumo y disposición incorrecta de los residuos contaminando el aire, suelo, agua, las plantas y animales. Los vertederos ya están llegando a su capacidad máxima de acumulación de basura y su promedio de vida actual es de 7.5 a 8.5 años. De hecho, en varios municipios, muchos de estos vertederos han tenido que clausurar por esta situación. Existen 29 vertederos disponibles con limitada geografía.

“No se debe perder de perspectiva que el reciclaje es una de las alternativas utilizadas para reducir el volumen de los residuos sólidos. Este proceso consiste en recuperar materiales (reciclables) que fueron descartados y que pueden utilizarse para elaborar otros productos o el mismo. Ejemplos de materiales reciclables son vidrio, metal, plástico, papel y cartón. Si cada municipio tuviera una propiedad para esto, aliviaríamos grandemente la situación de la basura en la Isla”, dijo el representante por Orocovis, Barranquitas, Villalba y Coamo.

En resumen las ventajas que se obtienen del reciclaje son las siguientes: 1) se ahorra energía; 2) se reducen los costos de recolección; 3) se reduce el volumen de los residuos sólidos; 4) se conserva el ambiente y se reduce la contaminación; 5) se alarga la vida útil de los sistemas de relleno sanitario; 6) hay remuneración económica en la venta de reciclables; 7) se protegen los recursos naturales renovables y no renovables; y 8) se ahorra materia prima en la manufactura de productos nuevos con materiales reciclables.

Los comentarios para este artículo han sido cerrados.