Pierluisi discute con agente de la DEA estrategias antidrogas en la isla

antidrogasSAN JUAN – El comisionado residente en Washington, Pedro Pierluisi, se reunió con Vito Guarino, agente especial a cargo de la región del Caribe de la Agencia para el Control de Drogas federal (DEA, en inglés) para discutir las estrategias de la agencia dirigidas a reducir el narcotráfico y el crimen violento en Puerto Rico. “Existen muchos retos fiscales en estos momentos que estamos viviendo. Es necesario priorizar los recursos donde más se necesitan dado al azote criminal que vive la Isla. Guarino tiene una larga y distinguida trayectoria que incluye muchos años en la Isla. Entiendo que su nombramiento como agente especial a Cargo destaca que la DEA está tomando el problema de narcotráfico y violencia en Puerto Rico muy en serio. Continuaré luchando para asegurar que los puertorriqueños reciban la asistencia que necesitan y merecen del gobierno federal”, expresó Pierluisi en un comunicado de prensa.

Guarino le informó al comisionado sobre las nuevas estrategias que está desarrollando la agencia en Puerto Rico para atender el problema del narcotráfico y la violencia relacionada. Entre las estrategias se encuentra la reasignación de los grupos de trabajo (Strike Forces) para maximizar la cantidad de casos que pueden atender al año.

Por otro lado, la agencia procura dirigir más recursos de la DEA para atender las rutas de trasiego de drogas entre la República Dominicana y Puerto Rico. Además, se le está dando atención especial al movimiento de narcotráfico entre la Isla y las ciudades del este de Estados Unidos, dado al aumento considerable que ha habido en la cantidad de droga que llega a Estados Unidos desde la Isla.

El comisionado residente, informó que en esta lucha ha logrado incluir lenguaje en proyectos de asignación de presupuestos del Congreso que exige que las agencias federales esenciales fortalezcan sus esfuerzos en Puerto Rico. El Congreso ha expresado suma preocupación sobre el alto nivel de violencia relacionada al narcotráfico en la Puerto Rico y ha determinado que la seguridad pública de los más de 3.8 millones de ciudadanos americanos en la Isla debe ser una prioridad para el gobierno federal.

Además indicó que logró a principios de año que la Oficina de Aduanas y Protección Fronteriza (CBP), el Servicio de Inmigración y Control de Aduanas (ICE), y la Guardia Costanera de los Estados Unidos (USCG), asignarán el personal necesario a la Isla para enfrentar el problema de armas y narcotráfico. También habría logrado que Operación Resistencia Caribeña fuera extendida y expandida inmediatamente a través de toda la Isla con el propósito de desmantelar operaciones criminales e identificar y arrestar los individuos involucrados en el narcotráfico.

Pierluisi hizo énfasis en sus esfuerzos para que se cree una estrategia antinarcóticos para la Frontera del Caribe de la Oficina de Política Nacional de Control de Drogas y la importancia de que la DEA sea parte de este esfuerzo.

Los comentarios para este artículo han sido cerrados.