Pedraza Leduc dice sindicalización en San Juan es un caso especial

Pro Sol UTIER (Logo)SAN JUAN – El coordinador del Programa de Solidaridad UTIER (PROSOL-UTIER), Luis Pedraza Leduc dijo el miércoles que el anuncio de la alcaldesa de San Juan, Carmen Yulín Cruz Soto sobre la sindicalización en el municipio, más que una excepción es un caso especial en el que otras fuerzas y consideraciones explican el acuerdo entre dos sindicatos y la alcaldesa. “Eso no lo hace histórico, sino un evento importante. Es el tiempo y las consecuencias quienes le darán el valor y adjudicará las responsabilidades que estos acuerdos encierran”, expresó el dirigente sindical en un comunicado de prensa.

El martes la Unión General de Trabajadores (UGT) se convirtió en el primer sindicato con representación exclusiva de empleados municipales de San Juan, esto luego de que el sindicato lograra más del 51 por ciento de aprobación.

“Sin menoscabo a la importancia del evento que se anuncia, hay que reconocer que existen 77 alcaldes que no reconocen el derecho de organización sindical en los municipios. También hay que denunciar que el gobierno central amenaza diariamente el derecho consignado en leyes y convenios colectivos. Nuestra organización, PROSOL UTIER, desarrolla un proyecto de organización en los municipios, en los cuales el alcalde y las estructuras políticas se sienten amenazados. Diariamente intentan desalentar a los trabajadores que se organizan y se niegan a reconocernos como sus representantes sindicales”, expresó Pedraza Leduc.

El líder sindical recordó que PROSOL UTIER organizó en el 2009 a los empleados del municipio de Lajas. Hoy ha extendido su representación de trabajadores en los municipios de Patillas, Arroyo, Guánica, Añasco, Arecibo, Utuado y Ciales.

“La historia y lucha por la organización sindical de los empleados públicos en los municipios se inició hace más de seis décadas. Es una lucha de altas y bajas, donde la política partidista ha sido el mayor escollo para hacer justicia a los trabajadores y trabajadoras”, agregó.

Explicó que la aprobación de la ley de los empleados irregulares para reconocer su permanencia en el 1950 y la aprobación de la ley de organizaciones bonafide en el 1961 son ejemplos de logros alcanzados antes las injusticias cometidas.

Por otro lado, añadió que a partir del 1970 se desarrollaron importantes proyectos organizativos en los municipios, destacándose la Unión Bonafide de Empleados Municipales, UBEM, dirigida por el compañero Pedro Solís, hoy fallecido.

Los comentarios para este artículo han sido cerrados.