Ofrecen información científica y actualizada sobre la realidad del dengue en Puerto Rico

imagesSAN JUAN – Con el propósito de maximizar la información que se emite a la población sobre cómo controlar la propagación del mosquito Aedes Aegypti y las medidas que previenen el contagio del virus del dengue, el Departamento de Salud (DS) y la Subdivisión de Dengue de los Centros para el Control y Prevención de Enfermedades (CDC, por sus siglas en inglés), ofrecieron el viernes, el Curso sobre Dengue para periodistas.

“Reconocemos que los medios de comunicación son una herramienta clave para informar a la población sobre este tema. Por esto abrimos una puerta de comunicación directa para impartirles datos científicos, relevantes y actualizados. El interés del DS y del CDC con esta iniciativa es que la población se familiarice con el tema del virus del dengue y colabore en prevenirlo”, expresó la directora de la Oficina de Epidemiología e Investigación del DS, Brenda Rivera García.

Durante el evento, un equipo de especialistas en medicina, epidemiología, biología y comunicación, trabajaron sobre los mitos con respecto al virus del dengue. “Es evidente que para tener éxito en los esfuerzos que realizamos a nivel gubernamental, necesitamos la colaboración de los ciudadanos. Hay que hacer la información accesible porque todos estamos en riesgo”, declaró la Epidemióloga.

Según el panel de expertos que participó del taller, la población debe saber que:

La fumigación exterior con insecticidas es sólo uno de varios métodos para controlar las poblaciones de mosquitos. No es la medida más eficaz para controlar los mosquitos o prevenir el dengue porque no mata a los huevos ni larvas. Tampoco tiene efecto sobre los mosquitos que estén dentro de la casa.
Todos pueden ayudar a controlar los mosquitos vaciando y descartando semanalmente los envases que tienen agua. Es importante cepillar estos envases ya que los huevos del mosquito pueden durar en los bordes del envase hasta seis meses.
La lluvia por sí sola, no aumenta la población de mosquitos. Los recipientes que se dejan expuestos al agua se convierten en criaderos del mosquito que transmite el virus del dengue.
El mosquito Aedes Aegypti no pone sus huevos en quebradas, caños y/o riachuelos. Este mosquito coloca sus huevos en cualquier envase que contenga agua limpia o sucia.
La influenza y el dengue son dos enfermedades distintas causadas por virus completamente diferentes. Por lo tanto, la vacuna contra la influenza no protege contra el dengue.
Para confirmar un caso dengue se necesita una prueba de sangre.
Las plaquetas no son el criterio más importante para saber si una persona está a riesgo de tener dengue severo. Los síntomas de alerta, como vómitos persistentes, sangrado al cepillarse los dientes o irritabilidad general, unido al conteo de plaquetas son el criterio para saber si una persona está a riesgo de dengue severo.
No existe un medicamento para curar el dengue. Se tratan solamente los síntomas.
Los síntomas más comunes son: fiebre alta, dolor de cabeza, dolor detrás de los ojos, dolor muscular, náusea, vómitos, erupción de la piel y sangrado de la nariz o encías. Hay personas que tienen el virus pero no presentan síntomas.

A su vez, los expertos recalcaron en la importancia de protegerse de las picaduras de mosquitos. Algunas medidas incluyen:

Use camisas de manga larga y pantalones largos.
Utilice repelentes de insectos con alguno de los siguientes ingredientes activos: DEET y aceite de eucalipto limón
Coloque y repare la tela metálica en ventanas y puertas.
Cubra con mosquiteros las cunas y coches de los menores.
Utilice insecticida para matar mosquitos en el interior del hogar.
Si alguien es diagnosticado con dengue debe protegerse también para evitar ser picado por un mosquito que a su vez transmita el virus a otra persona.

El panel de expertos también incluyó a la epidemióloga del Sistema de Vigilancia del DS, Jomil Torres; al Jefe de la Subdivisión de dengue del CDC, doctor Harold Margolis; a la científico conductual, doctora Carmen Pérez; al biólogo, doctor Michael Johansson y a la especialista en comunicación, Hilda Seda.

Los comentarios para este artículo han sido cerrados.