Molestos los taxistas con caos creado por policías municipales y estatales

11-10-13 taxistasSAN JUAN – El presidente del Sindicado General de Taxista responsabilizó el domingo a la Policía Municipal y Estatal por haber hecho colapsar el flujo de vehículos en el área del Condado y la entrada a la ciudad Capital, por lo que consideran pasos a seguir en relación a esta situación.

Otoniel Adorno mostró su descontento por la forma y manera que las autoridades de gobierno decidieron cerrar las principales vías de acceso a la Capital este fin de semana, sin ofrecer alternativas para poder llegar a los hoteles y negocios.

“Nosotros estamos consultando a nuestros abogados para examinar la acción que podamos tomar contra las autoridades que detuvieron por tantas horas nuestros vehículos e impidieron en muchos casos que se pudiera transportar a los turistas hasta a sus destinos. En manos de la alcaldesa de San Juan está resolver esto que ella misma ha creado al no supervisar los permisos que se otorgan para estas mega actividades que obliga el cierre de las calles y accesos a la Capital”, dijo Adorno en un comunicado de prensa.

Según indicó, más 370 taxistas son perjudicados los fines de semana por el cierre de las vías de tránsito en San Juan para realizar actividades recreativas o deportivas, lo que obstaculiza nuestra labor y afecta el movimiento y la transportación de pasajeros.

El líder de los taxistas solicitó a la alcaldesa de San Juan, Carmen “Yulín” Cruz que les conceda una reunión de emergencia para que los escuche y pueda poner en orden la oficina que otorga los permisos para las actividades, de manera que se pueda evitar que nuevamente colapse el sistema de acceso a la Capital.

“Aquí nadie pone respeto, cualquier entidad solicita un permiso para una caminata, bicicletada o un maratón y obtiene un permiso al instante. Más aún, se le asignan hasta cientos de policías para que controlen el tránsito, cierren las calles y protejan la actividad. Nadie se acuerda que hay taxistas, camiones, empleados que trabajan, niños que llevar al cuido, enfermos que necesitan moverse a los hospitales, ciudadanos que necesitan ir a sus iglesias y otros”, expresó Adorno.

Asimismo, indicó que las autoridades fueron muy duras al punto que a la entrada del Caribe Hilton varios taxistas fueron amenazados, si no movían sus vehículos.

De otra parte, afirmó que su organización tiene unos 123 socios los cuales en su mayoría perdieron toda la mañana en espera que se le diera acceso a los hoteles de la Avenida Ashford y el Caribe Hilton, logrando así cero ingresos económicos.

“Somos testigos, cuando a un vehículo de prensa se le impidió salir del lugar que cubría la actividad. Es insólito ver a los agentes del orden público tomarse la ley en sus manos e impedir que nadie mueva sus vehículos. Tenemos el caso de la agente municipal (placa 1735), cuando impidió el libre acceso de los vehículos aún en momentos que no habían atletas en el área. Esto fue realmente otro caos, que se creó por la falta de supervisión y creemos que la alcaldesa debe intervenir para evitar los miles de dólares en pérdidas por el cierre temporero de los negocios”, relató.

Los comentarios para este artículo han sido cerrados.