Levantan bandera roja con nuevo líder policiaco

thEL CAPITOLIO – El representante Ricardo Llerandi Cruz advirtió el miércoles que existe preocupación sobre algunos serios señalamientos realizados en contra del designado superintendente de la Policía, James Tuller, cuando este dirigía la División de Transportación en la Policía de Nueva York.

“Nos llama mucho la atención algunas imputaciones que ha surgido recientemente en referencia a la figura del nuevo designado a dirigir la uniformada, James Tuller. Sabemos que esta confirmación tiene que pasar por el Senado, pero entendemos que el designado debería contestar estas imputaciones antes de ese proceso. Aquí hay reportajes periodísticos de entidades tan serias como el New York Post en donde se alegan que la división que lideraba Tuller promulgaba una política pública de emisión de boletos de estacionamiento a diestra y siniestra, sin importar la necesidad de los mismos y contrario a lo solicitado por los propios representantes del pueblo en el Consejo de la Ciudad”, señaló Llerandi Cruz a través de declaraciones escritas.

Entre las imputaciones se encuentran el establecimiento de una política de ‘cuotas’ por expedición de boletos, específicamente, de estacionamiento, persecución de policías que no llenaran su número de ‘tickets’, y falta de transparencia al momento de divulgar información sobre accidentes de tránsito.

Según información disponible, en abril del 2010, Tuller tuvo un encontronazo con David Greenfield, Concejal de la Ciudad de Nueva York y presidente de la Comisión de Seguridad Pública, porque este último denunció un alegado esquema que incluía el establecimiento de un número predeterminado de boletos a ser emitidos por los policías de transito de la ciudad.

De acuerdo con el legislador, en agosto del 2011, el New York Post reportó que policías, adscritos a la división dirigida por Tuller, se sentían perseguidos y presionados por errores involuntarios que pudieran tener en sus boletos, lo que le podrían costar hasta 10 días de vacaciones por cada boleto que se le caiga en el Tribunal por un “error”.

El caso surge luego que la ciudadanía de Queens se quejará de un alto patrón de otorgar ‘tickets’ por estacionamiento en este importante barrio de Nueva York. De hecho, de acuerdo al propio Greenfield, las directrices eran ‘excesivas’.

“En mayo del 2011, varios policías admitieron haber utilizado su posición para arreglar boletos de tránsito a compañeros de la fuerza. No había un control de lo que estaba pasando en la división de tránsito de Nueva York, esa es la realidad. Aquí hay mucha información que entendemos amerita respuestas. Esperamos que el senado invite al concejal Greenfield para que amita su opinión sobre esta designación, así como al oficial Harrington Marshall, quien admitió públicamente que era presionado para, no solo emitir boletos de estacionamientos, pero también para ‘arreglar’ los que fueron dados a compañeros policias”, enfatizó el representante por los municipios de Arecibo y Hatillo.

Los comentarios para este artículo han sido cerrados.