Intentan resucitar la construcción de viviendas de interés social

Trebol_Panoram_1_13851-1024x768EL CAPITOLIO – A raíz de la avalancha de medidas impositivas de la actual administración, el representante novoprogresista, Héctor Torres Calderón, radicó el jueves, un proyecto para ordenar a la Comisión de Vivienda y Desarrollo Urbano de la Cámara de Representantes a realizar un estudio en torno al impacto que han tenido estos nuevos impuestos en el desarrollo y construcción local de viviendas de interés social y para que se analicen deferentes alternativas económicas y no económicas a fin de resucitar a dicha industria.

“Lamentablemente, a pesar de los esfuerzos gubernamentales para levantar a dicha industria, es muy poco lo que se ha logrado. Estimamos que un factor que ha sido determinante, lo han sido la amalgama de nuevos tributos contributivos impuestos por la actual administración gubernamental”, expresó Torres Calderón.

Según la exposición de motivos de la pieza legislativa, la “Ley de Coparticipación del Sector Público y Privado para la Nueva Operación de Vivienda”, estableció un programa con el propósito de fomentar y promover el desarrollo y rehabilitación de unidades de vivienda para la venta o alquiler a familias de ingresos bajos o moderados y para la venta a familias de clase media.

Mediante dicha Ley, se declaró como política pública que en la medida que los recursos y esfuerzos del gobierno lo permitan, cada familia puertorriqueña tenga la oportunidad de disfrutar de una vivienda adecuada.

De acuerdo a esta política pública, esta Ley tiene el propósito de fomentar y lograr una estrecha colaboración entre el sector gubernamental y el sector privado que conduzca a la atención y solución, en alguna medida y a la mayor brevedad posible, del problema de escasez de vivienda que confrontan las familias de ingresos bajos o moderados y las familias de clase media.

“En aras de levantar la industria de construcción de viviendas de interés social, nos parece adecuado que se ordene un estudio en torno al impacto que ha tenido en este sector todos los nuevos tributos contributivos impuestos por la actual administración gubernamental. Igualmente, nos parece apropiado que se analice que alternativas económicas y no económicas se podrían para resucitar a dicha industria, ya que la misma se encuentra en el piso” sostuvo el representante.

Nuevos impuestos establecidos por la actual administración que podrían afectar la construcción de viviendas de interés social

El que el actual Gobierno ha impuesto una andanada tributos que incluyen aumentos de siete por ciento a los servicios de transportación, cargos por servicios bancarios, servicios de agencias de cobranzas, servicios de seguridad e investigaciones, servicios de limpieza, alquiler diario de automóviles, estacionamientos, lavanderías, reparaciones de autos y reparaciones misceláneas, importación de servicios, servicios de telefonía de negocios (incluyendo cuadros telefónicos), a cooperativas en la compra de equipo bancario, a universidades en la compra de equipo para las aulas, laboratorios, etc., a hospitales en la compra de equipo médico, a hoteles en la compra de equipo para cuartos, piscinas, etc., y a otra industrias en la compra de bienes o equipo.

De igual forma, se estableció un nuevo impuesto de 1 por ciento sobre primas de seguro suscritas seguros médicos, seguros de vida, etc., eliminación de créditos contributivos para disposición de desperdicios sólidos y compra de vivienda nueva, entre otros, y congelación del 50 por ciento de los créditos contributivos ya concedidos, límite de 35,000 dólares en la deducción de intereses hipotecarios – no se podrán deducir intereses hipotecarios por encima a este monto, eliminando así el mercado para segundas residencias.

También, se ha impuesto una sobretasa de 2 por ciento a los individuos que generan más de 200,000 dólares de ingreso bruto por cuenta propia – tendrán que pagar 2 por ciento más en contribuciones sobre ingreso, un ajuste en los cómputos de contribuciones corporativas – varios ajustes en el cómputo de ingreso neto alternativo mínimo, y aumento en arbitrio de cigarrillos.

Como si lo anterior no fuera poco, se aumentó del 29 al 39 por ciento las tasas contributivas de las corporaciones, se impuso una denominada “Patente Nacional” de 0.20 por ciento a 0.85 por ciento al ingreso bruto negocios, se estableció un 7 por ciento de IVU a las compras por Internet. Para finalizar, hubo cambios a los tributos relacionados a los casinos – más tragamonedas en casinos y aeropuerto y en la contribución alterna mínima contribución adicional a corporaciones y sociedades.

Los comentarios para este artículo han sido cerrados.