Comunidad riopedrense se opone a Torre Municipal

oposicionRIO PIEDRAS  – La comunidad García Ubarri del Casco Urbano de Río Piedras, miembro de la Junta Comunitaria del Casco Urbano de Río Piedras se opuso el martes, al proyecto de la Nueva Torre Municipal.

Dicho proyecto se conocerá como el “Nuevo Centro de Gobierno Municipal de Río Piedras” y consiste en el desarrollo de un edificio de dos alas paralelas y conectadas entre sí.

La preocupación medular de los residentes es que una zona residencial se convierta en una de actividad comercial.  Sobre todo la Urbanización García Ubarri que es la más antigua del histórico centro urbano de Río Piedras.  Según Roberto Thomas, además de no ofrecerse un cuadro real de lo que será el proyecto, es un grave error seguir subutilizando el espacio y potencial multifacético Río Piedras, sin consulta alguna y sin contar con la participación ciudadana.

El Nuevo Centro de Gobierno Municipal de Río Piedras es un edificio que servirá para oficinas administrativas y servicios gubernamentales municipales.  Según el diseño, constará de 12 pisos, tres salas de cine y un helipuerto. También tendrá tiendas y cafetería.

El estacionamiento tendrá sólo 200 espacios para empleados y ciudadanos que visiten las facilidades. Sin embargo, en la Torre Municipal trabajaran un total de 1, 200 empleados. Se estimó que entre las Calles Tizol, Tavárez, Piñero y Camelia Soto, se moverán cerca de 1, 411 vehículos en hora pico por la mañana.  La cantidad de servicios que se ofrecerán en las oficinas de la Nueva Torre Municipal, no coincide con la cantidad de vehículos que transitarán por el área.  Esto provocará un caos en el tráfico, especialmente en horas de la mañana.  Además, se examinó un mapa de inundaciones donde dice que el espacio está fuera del área inundable de los 100 años.  Sin embargo los vecinos tienen conocimiento de la enorme laguna de 1.5 pies que se forma cuando llueve fuerte, frente al puente de entrada y salida de Río Piedras.

Wall and Building en represalia por el conflicto legal no resuelto que mantienen con el Municipio, decidieron cerrar la calle principal que da entrada y salida a García Ubarri, dejando atrapados a los residentes en su propia comunidad.  Esto ha generado tres problemas: Acceso, Seguridad y Salubridad.  Con relación al problema de salubridad, hace casi un año atrás la compañía derrumbó un edificio y los escombros todavía están allí. Por lo tanto, el lugar se ha convertido en una madriguera de ratas que caminan entre los escombros, vehículos y hasta han entrado en las residencias. Esto, sin duda, es un serio problema de salud. “El Municipio nos ha dicho en más de una ocasión que enviarán personal a limpiar los escombros y todavía no lo han hecho, dijo Manuel Mayo”.

El Comité de Residentes entiende que no es casualidad, ni coincidencia que la Torre Municipal esté ubicada exactamente al lado de “las rampas” para salir de Río Piedras e ingresar a la Carr. 65 de Infantería.  Cuando los empleados y demás personas visiten la Torre Municipal, entrarán por el Expreso de la 65 de Infantería y volverán a salir por el mismo Expreso, sin tener ningún tipo de contacto o integración con el Casco Urbano de Río Piedras.  Entonces, preguntamos: ¿Realmente la Torre Municipal está aportando a revitalizar la zona de Río Piedras?, ¿Busca este proyecto que los empleados y ciudadanos que trabajen y visiten la Torre Municipal se integren al resto de Río Piedras?

Finalmente, la Torre Municipal no logra el desarrollo físico, económico y social de Río Piedras.  El edificio se ubica en un “rincón” de Río Piedras y apenas posee una mirada comprensiva e integradora del Casco Urbano.  La ahora alcaldesa Carmen Yulín Cruz Soto, hizo un compromiso público con la comunidad de no realizar el proyecto, más no ha cumplido su palabra.  El Comité de Vecinos de García Ubarri está convencido que toda propuesta de desarrollo en Río Piedras tiene que tomar en cuenta la realidad existente y partir de ahí.  “La ciudad no está vacía.  Somos un centro urbano con mucha gente y bajo ninguna circunstancia se puede permitir que no se tome en cuenta la opinión de la gente que ha vivido por años aquí”. “Hemos utilizado todos los recursos.  Hemos entregado cartas a diferentes agencias de gobierno, incluyendo la alcaldesa Carmen Yulín Cruz Soto y no hemos recibido respuesta de nadie, puntualizó Carmen López.

Los comentarios para este artículo han sido cerrados.