Celebran 10 años del programa de reciclaje de Guaynabo

4073431824_229b8d96b0_zGUAYNABO – El Municipio de Guaynabo, instituciones ambientales, educativas, comerciales y los residentes celebran del 4 al 7 de noviembre, los 10 años de logros del Programa de Reciclaje, reconocido por las agencias estatales y federales como el mejor de Puerto Rico, y usado como modelo en varias ciudades de América. “Los beneficios de reciclar están más que demostrados en Guaynabo, no porque deje ingresos o pueda ser un buen negocio para algunas empresas, sino porque se lo vemos como una solución a la contaminación y a la protección al medio ambiente, además de que reduce el volumen de desperdicios sólidos que se deposita en los vertederos. En Guaynabo, hemos logrado establecer la cultura del reciclaje en muchos hogares y negocios con tanto éxito que celebramos una década de grandes logros”, dijo el alcalde Héctor O’Neill García.

Las festividades incluirán una casa abierta en la Planta de Reciclaje la cual se espera sea visitada por estudiantes y distintas organizaciones, distribución de literatura en lugares públicos a cargo de Reciclín –el personaje que identifica el Programa-, ejercicios de reciclaje en cuatro escuelas públicas de la Ciudad, y varias caravanas de concienciación sobre la importancia de reciclar, entre otras actividades.

El Programa, convertido en el Departamento de Reciclaje y Ornato, inició en 2003 por iniciativa del alcalde O’Neill. Ese año la Legislatura Municipal recogió el plan administrativo y lo concretó en la Ordenanza Número 151, la cual hizo compulsorio el reciclaje en la Ciudad de Guaynabo.

Ese mismo año, con unos 60 estudiantes universitarios reclutados, el Municipio de Guaynabo inició la campaña de orientación casa por casa e hizo entrega de 35,000 recipientes de 20 galones.

O’Neill explicó que el equipo de camiones y empleados recogen los materiales reciclables una vez por semana en 35,000 viviendas, en 77 condominios y 65 establecimientos. Tanto los condominios y los comercios, industrias y organizaciones con o sin fines de lucro, están bajo contrato o convenio con el Municipio.

“Los empleados hacen 40 rutas, además de las áreas donde ubican industrias, comercios, empresas y otros. Los materiales son separados y procesados en nuestra Planta de Segregación de Reciclaje la cual administra la Guaynabo Recycling, la compañía responsable de mercadear y vender el producto para materia prima”, señaló.

Dijo que la planta procesa 8,400 toneladas de desechos reciclables anualmente y que tanto los Municipios de Bayamón, San Juan, Gurabo, Comerío, Corozal, Naranjito, utilizan la planta de Guaynabo para reciclar sus materiales.

O’Neill hizo claro que el dinero que recauda el Municipio producto de la venta del material, por el uso de la planta y por el recogido en áreas no residenciales, revierte en compra de equipo y materiales para fortalecer el Programa.

Entre los materiales recuperados se encuentran el vidrio, aluminio, cartón, papel, periódico, plástico, desechos vegetativos y chatarra liviana (enseres eléctricos) y pesada (carros). Para los últimos dos, se cuenta con equipo de recogido especializado como 16 camiones arañas y tres gancheros.

El Municipio de Guaynabo fue el primero en reciclar arbolitos de Navidad en una máquina trituradora donada por la Autoridad de Desperdicios Sólidos.

El alcalde explicó que el Programa fue convertido en Departamento cuando se le dio la encomienda de atender el ornato de la Ciudad.

“Contamos con una brigada de pintura que se encarga de la limpieza y pintura de vallas, postes, encintados, aceras, muros, entre otros y fiscaliza el mantenimiento de áreas verdes y jardinería en carreteras e instalaciones municipales”, dijo al añadir que también es responsable del nuevo Vivero Municipal que ya le ha producido ahorros al fisco montantes a 52,000 dólares.

O’Neill habló además de la recién creada División de Reglamentación y Asuntos Ambientales (DRAAS), adscrita a la Policía Municipal y cuyo objetivo principal es intervenir con los violadores de la Ordenanza 37 que obliga a comercios, industrias e instituciones con o sin fines de lucro a cumplir con el reciclaje. Las multas oscilan entre 100 y 1,000 dólares.

Los comentarios para este artículo han sido cerrados.