Último adiós a billetero asesinado

foto:(mariel.mejias@gfrmedia.com)

foto:(mariel.mejias@gfrmedia.com)

GUAYNABO – Familiares, amigos y público en general se congregaron el domingo para dar el último adiós a Germán Alejandro Rosa en la intersección de la Avenida Luis Vigoreaux (PR-19) y la Calle Sirio, en Altamira, justo el lugar en donde tenía su puesto de billetes de lotería y donde fue abatido de un balazo el pasado martes. Una multitud se había congregado desde más de una hora antes de que la comitiva fúnebre llegara al lugar desde funeraria Guaynabo Memorial, en donde velaron los restos de Alejandro Rosa.

“El era una persona buena, humilde… él compartía con todo el mundo. Usted puede ver la gente que hay aquí, la gente que lo quiere…” dijo Jorge Rodríguez, encargado del puesto de venta de flores justo en frente de donde Alejandro Rosa tenía su puesto de billetes.

Por su parte, Luz Virginia Alejandro, hermana de la víctima, recordó a su hermano menor como “un buen hombre, dedicado a su familia y buen amigo”.

“Ya no podemos estar ni en el hogar propio puede estar uno tranquilo porque en donde quiera la criminalidad nos arropa”, señaló la hermana de don Germán.

Rodríguez señaló que, aun cuando se dijo que momentos antes de que Alejandro Rosa fuera baleado había un policía echando gasolina, la vigilancia en el área “es regular”.

Alejandro Rosa, fue asesinado al anochecer del pasado martes en el puesto de billetes que operaba desde hacía 25 años. Los asesinos fueron identificados por la policía como Luis E. Cruz Rijos, apodado Samiro, de 20 años, vecino de Villa Maridos, en Toa Baja y presunto autor material del crimen; José Yamil Ortiz Rojas de 23 años y Sergio Ferrer Rivera de 28. En el grupo también iba un menor de 17 años, de quien no se han dado otras señas.

De acuerdo con fuentes de la Policía de Puerto Rico, los investigadores del crimen habían identificado a los sospechosos pocas horas después través de los vídeos de las cámaras de seguridad del puesto de gasolina en frente del puesto de billetes. Sin embargo, optaron por esperar para los arrestos porque uno de los sospechosos, Ferrer Rivera, formaba parte de un grupo de alegados narcotraficantes bajo investigación por el Negociado Federal de Investigaciones (FBI por sus siglas en inglés).

El viernes pasado los agentes del FBI intervinieron en el área de los muelles en San Juan en un operativo anti-drogas en el que resultó arrestado Ferrer Rivera. Una vez culminado el operativo federal, los agentes de la Policía acudieron a la fiscalía federal para radicar los cargos en contra de Ferrer Rivera.

Sin embargo, aun cuando ya han sido acusados los demás sospechosos por el asesinato del billetero, Ferrer Rivera aun está pendiente de ser acusado porque por norma del Centro Metropolitano de Detenciones no se hacen traslados de prisioneros durante el fin de semana.

Los comentarios para este artículo han sido cerrados.