UIA niega dar instrucciones de no trabajar

Dia_del_Trabajo_-_Pedro_Irene_Maymi_-_Presidente_UIASAN JUAN – El presidente de la Unión Independiente Auténtica (UIA) de Empleados de la Autoridad de Acueductos y Alcantarillados (AAA), Pedro Irene Maymí negó el miércoles que hayan impartido instrucciones a su matrícula para que se nieguen a trabajar.
Esto luego que se diera a conocer que se le prohibió a los unionados realizar al menos 10 labores hasta tanto se resuelva la negociación sobre un nuevo sistema para tomar la lectura de los contadores.

“En ningún momento este Comité Ejecutivo ha impartido instrucciones de no trabajar. De lo que se trata esto es que lo que pretende el patrono es añadir nuevas funciones a los empleados unionados, lo que implica según lo establece el convenio colectivo y la las leyes en Puerto Rico que hay que sentarse a negociar. Esto no se trata de meramente tomar una foto, esto va más allá. Se trata de garantizarle al trabajador que no se tomarán acciones si por estas nuevas funciones se atrasan las rutas, se trata de que se pretende darle a las compañías privadas materiales de nuestros almacenes, cuando a las brigadas nuestras se les niega”, aclaró el líder sindical en un comunicado de prensa.

Recordó que el sindicato que dirige ya tiene un convenio colectivo que fue negociado tomando en cuenta la situación económica de la Autoridad en aquel momento.

“La UIA ya tiene un convenio colectivo negociado con la AAA, que como cuestión de hecho se tomó en consideración la realidad fiscal en aquel momento. Aquí no se trata de un asunto meramente económico, se trata de que hay que cumplir con la ley. Si se cambian funciones de los empleados hay que negociarlo con la unión”, señaló.

“Nuestra lucha en el pasado ha sido siempre exigiendo que nos permitan a nosotros hacer el trabajo, y eso no ha cambiado nada. Ahora, tiene que sentarse con la Unión a negociar si hay cambios en las funciones”, añadió.

Por su parte, el presidente de la corporación pública, Alberto Lázaro dijo en entrevista radial (Radio Isla) que “al final de día lo que quieren es dinero, quieren un diferencial. Quieren 15 centavos por usar la cámara; quieren 25 centavos por usar esto…”.

“Son cosas irrazonables. Son cosas que se caen de la mata que uno pueda tomar un retrato. Si puedes coger tu celular personal, porque no puedes coger el celular de la terminal portátil”, cuestionó al exhortar a los empleados a que realicen el trabajo.

“Se acabaron las libretas. Se acabó ya la época de sentarse bajo un palo con una libretita a apuntar números. ¿Por qué? Porque esto introduce una supervisión remota. Vamos a poder ver cómo se entran las lecturas a la computadora y vamos a saber dónde está el lector”, indicó.

Los comentarios para este artículo han sido cerrados.