Sigue creciendo el apoyo a la custodia compartida

UnknownSAN JUAN – La organización Crianza Compartida realizó el martes, una actividad en la llamada Milla de Oro en Hato Rey en la que repartieron información sobre la importancia de facilitar en los tribunales la crianza compartida.

“Queremos invitar a todo al que pase por aquí para que se eduque y conozca sobre la crianza compartida y que la gente entienda que aquellos hombres que terminan viendo a sus hijos cuatro veces al mes es la norma porque hace mucho tiempo atrás se dijo que había que dejarle los hijos a la mama y hoy en día nosotros queremos compartir la crianza con ellos”, dijo el presidente de la organización, Hiram Angueira.

La situación de la custodia no solo afecta a los padres del menor, sino también a los familiares cercanos del menor quienes también se ven privados de compartir en familia.

“Mis nietos tienen 12 y 14 años. Desde que tenían 6 años la relación se rompió. Los veo esporádicamente cuando están en el Departamento de la Familia, pero no he tenido la oportunidad de tenerlos un rato conmigo un domingo”, dijo Mirna García Morales, abuela de siete menores, de los cuales no tiene relación directa con cuatro de ellos.

Por su parte, Jennifer Sánchez, esposa de Félix Vargas explicó el impacto emocional que tiene en su pareja no poder compartir con una hija de una pasada relación.

“Él lleva dos años sin ver a su nena que tiene 11 años. La mamá se llevó a la niña para Estados Unidos. Se firmaron unos documentos en el Tribunal de Aibonito de que él tiene derecho a verla en verano y en Navidades, pero la madre no le envía a la niña ni lo deja comunicarse, no contesta las llamadas no contesta los emails. Eso se le dice al Tribunal de Aibonito y dicen que no pueden hacer nada porque no tienen jurisdicción”, expresó la también madre de dos niñas.

Lo más comentado por los seguidores de la organización es lo difícil y costoso que se hace para una persona conseguir la custodia compartida en los tribunales. Se alega que los litigios pueden durar años y costar miles de dólares, porque en su mayoría se vuelven contenciosos.

El grupo, que ya cuenta con más de 10 mil seguidores, en su mayoría mujeres (71 por ciento), realiza charlas los terceros sábados de mes en la Facultad de Derecho de la Universidad de Puerto Rico.

Los comentarios para este artículo han sido cerrados.