Reanudan destrucción del sistema de humedales de Laguna de Guánica

10371703GUÁNICA – Miembros del Comité Pro Restauración de la Laguna de Guánica denunciaron el miércoles que la Autoridad de Tierras de Puerto Rico, con el aval del Departamento de Agricultura, ha impactado mediante la fragmentación, el relleno y el drenaje unas 240 cuerdas de humedales en el área de la antigua Laguna de Guánica. Según dijeron, el pasado mes de mayo denunciaron el inicio de los planes para acabar con los humedales de la zona con la destrucción de 1.5 cuerdas de humedal. El Departamento de Agricultura se había comprometido con la comunidad, con el Departamento de Recursos Naturales y Ambientales (DRNA), con la Agencia de Protección Ambiental (EPA por sus siglas en inglés), y el Cuerpo de Ingenieros de los Estados Unidos a no impactar más humedales del antiguo lecho de la Laguna de Guánica.

De otra parte, indicaron que ante denuncias de la comunidad, las agencias mencionadas llevaron a cabo una vista ocular y determinaron que habían ocurrido daños al sistema de humedales y que no llevarían a cabo acciones contra el Departamento de Agricultura por el compromiso subscrito.

Sostuvieron que haciendo caso omiso y en clara violación a los acuerdos, el Departamento de Agricultura continuó con los trabajos de relleno y drenaje de los humedales. Todos los accesos a los terrenos públicos que comprenden el área de la Laguna de Guánica fueron cerrados con portones, candados y guardia privada para evitar que la comunidad pudiera darse cuenta de la destrucción de los humedales y se ha tratado de procesar criminalmente a las personas que han entrado a área.

La comunidad se vio obligada a alquilar los servicios de un avión privado para poder evidenciar los daños.

Asimismo, señalaron que el Departamento de Agricultura no cuenta con permisos para llevar a cabo esta deforestación y relleno de humedales. Hasta el presente se han deforestado unas 300 cuerdas de bosque secundario con una sucesión ecológica de aproximadamente 40 años.

Alegaron que este movimiento de tierra está llevándose a cabo sin el uso adecuado de un plan de control de erosión y sedimentación (Plan CEST), como lo exige la Junta de Calidad Ambiental en estos casos.

Mientras tanto, aseguraron que estos hechos conllevan un acto ilegal y violan varios estatutos federales para la Protección de Humedales de la EPA, como el acta de Aguas Limpias y la reglamentación del Cuerpo de Ingenieros del Ejército de los Estados Unidos. También viola leyes estatales bajo la jurisdicción del DRNA tales como el reglamento de vida silvestre, el reglamento de movimiento de corteza terrestre y el reglamento de poda y corte de árboles.

Los miembros del Comité consideraron estas acciones como un crimen ambiental y exigieron que este hecho no quede impune. Además le exigieron al gobernador de Puerto Rico, Alejandro García Padilla, tomar cartas en este asunto y que ordene detener inmediatamente estas prácticas criminales de relleno y destrucción del sistema de humedales del La Laguna de Guánica.

Exigieron también al gobernador ordenar, de una vez y por todas, al DRNA la restaurar de la Laguna de Guánica y que aclare las contradicciones que existen en su política pública.

Entretanto, pidieron la renuncia inmediata de todo el personal involucrado en esta destrucción ecológica.

Los comentarios para este artículo han sido cerrados.