PROSOL UTIER exige una negociación colectiva justa en defensa del empleo de la Autoridad de Carreteras

carreteras_homeSAN JUAN – Decenas de trabajadores y trabajadoras unionados(as) de la Autoridad de Carreteras y Transportación se manifestaron el martes, para expresar su rechazo a la privatización de servicios en la agencia y su vez apoyar al comité negociador de PROSOL UTIER en el proceso de negociar el nuevo convenio colectivo en la agencia.

Julio Vargas Cruz, presidente del Capítulo de PROSOL UTIER en la ACT explicó que durante los pasados tres (3) meses han llevado un proceso de negociación razonable, sin embargo, indicó, la salida del portavoz del patrono, licenciado Antonio Adrover, ha coincidido con la contratación de abogados privados quienes pretenden cambiar el rumbo de la negociación eliminando derechos adquiridos, promoviendo la privatización de los servicios y alegando tener una situación económica adversa a la negociación.

PROSOL UTIER reclama que la subcontratación de empresas privadas se debe limitar a situaciones extraordinarias donde no se invada la unidad apropiada o las funciones de los empleados. Esta posición no quiere discutirla el patrono y pretende que la unión acepte la subcontratación y otras cláusulas en claro menosprecio al servicio público, sostuvo Vargas Cruz.

“Actualmente, continuó expresando Vargas Cruz, el patrono ha adoptado una posición de vulnerar los derechos adquiridos de cada trabajador y colocar en riesgo el empleo de cientos de empleados con las continuas contrataciones de personal privado que realiza labores de nuestra unidad apropiada, repitiendo el patrón de años anteriores. Hoy tenemos la experiencia de la venta de la PR-22, transacción que todos sabemos nunca ha sido clara ni beneficiosa para nuestro país, afectando el empleo de nuestros unionados y los ingresos de la Autoridad”.

Sobre la situación económica de la Autoridad, el dirigente sindical sostuvo que los aumentos de salario al personal de confianza, las contrataciones millonarias a empresas que desplazan el trabajo de los unionados y la colocación de bonos en el mercado demuestran que el panorama económico ha mejorado. “Después de cinco años sin aumento de salario y de rendimiento y productividad satisfactoria, la Autoridad tienen el deber moral y legal de negociar clausulas económicas razonables”, concluyó Vargas Cruz.

El proceso de negociación continua esta tarde en la cual las partes volverán a una ronda de preguntas e intercambio de información sobre el asunto de la subcontratación.

Contáctenos

Los comentarios para este artículo han sido cerrados.