PPT reclama aumento en salario mínimo como medida para aliviar crisis económica

UnknownSAN JUAN – El Partido del Pueblo Trabajador (PPT) reclamó el martes, que se aumente el salario mínimo en Puerto Rico como medida para aliviar la crisis económica del país y cumplir con la disposición constitucional que establece el derecho a un sueldo digno, mientras desmintió las opiniones que afirman que dicha movida provocaría un alza en la tasa de desempleo.

Así lo expresó el licenciado Jorge Farinacci Fernós en una ponencia enviada hoy a la legislatura como contribución a la investigación que realiza la Comisión cameral de Asuntos Laborales sobre el impacto de un aumento del salario mínimo en Puerto Rico. En su escrito, Farinacci aseguró que esta iniciativa es, simultáneamente, una medida necesaria de justicia social a favor de miles de trabajadores y trabajadoras, así como una acción que podría, incluso, beneficiar a nuestra economía.

“Ahora mismo, una persona que gana salario mínimo y trabaja a tiempo completo recibe15,080 dólares anuales, mientras que la línea de pobreza es 14,570 dólares. Esa línea seguirá subiendo inevitablemente a medida que se eleva el costo de la vida. Si no aumenta el salario mínimo, tendríamos la trágica realidad de que una persona que trabaja dignamente todos los días a jornada completa, seguiría condenada a la pobreza. Al fin y al cabo, no se trata de un ay bendito a los trabajadores, pues son los trabajadores los que producen la riqueza en Puerto Rico. De lo que se trata es de reconocer que parte de esa riqueza producida debe ser devuelta al obrero u obrera que la creó”, expresó el también portavoz del Comité de San Juan del PPT.

Por otro lado, el abogado señaló que este aumento le daría a la mayoría trabajadora del país, que cobra el mínimo o una suma cercana, el poder adquisitivo para sacar de la crisis a los mismos comerciantes que hoy se oponen al alza con argumentos incorrectos.

“Muchos estudios han refutado la contención de que un aumento en el salario mínimo federal tendría, como consecuencia necesaria, un aumento en el desempleo. Este argumento se basa en la errada premisa de que, producto del aumento en los costos operacionales como resultado de tener que pagar más por razón de salarios, los patronos quedan imposibilitados de contratar nuevos empleados. Incluso, alegan que despedirían empleados como consecuencia de no poder pagar los aumentos. Tales argumentos son errados. En primer lugar, los estudios reflejan que un aumento en el salario mínimo tendría como efecto aumentar las ventas de los negocios, puesto que los trabajadores tendrían mayor poder adquisitivo y aumentarían su actividad como consumidores. El principal reto que tienen los negocios en EEUU y Puerto Rico no son altos costos operacionales, sino mermas en las ventas. Esta merma en las ventas se debe a que nuestra clase trabajadora tiene sus salarios estancados”, reafirmó Farinacci, quien también señaló como beneficios el aumento en la productividad de trabajadores motivados y la incentivación del trabajo como alternativa a la dependencia.

Ante la preocupación que han mostrado patronos más pequeños o con dificultades económicas, el ponente señaló que existen medidas para prevenir que éstos se vean afectados. “La ley ya permite a ciertos patronos quedar excluidos del salario mínimo si este afecta su capacidad para pagar nómina. Pero cabe destacar que la gran mayoría de las personas que reciben salario mínimo trabajan para corporaciones grandes como McDonalds y Walmart, las que, evidentemente, no se verían seriamente afectadas por el aumento. Estas empresas pagan muy poco salario y tienen altísimos márgenes de ganancia. De hecho, en los EEUU se está dando un debate similar al que estamos teniendo en Puerto Rico: los trabajadores exigiendo un aumento en el salario mínimo y los patronos oponiéndose, pues su objetivo es maximizar sus ganancias a costa de los mismos trabajadores que las generan”, aseguró Farinacci, quien reclamó a la legislatura que tome acción, como lo han hecho 19 estados de EEUU, para aumentar el salario mínimo en Puerto Rico por encima del que establece el ordenamiento federal. Además, emplazó a la alcaldesa de San Juan, Carmen Y. Cruz para que siga el ejemplo de ciudades en Estados Unidos que han determinado aumentar el salario mínimo para los empleados y empleadas que laboren dentro de su jurisdicción.

Los comentarios para este artículo han sido cerrados.