La Coalición Ecuménica rechaza la incineración

UnknownARECIBO – La Coalición Ecuménica e Interreligiosa de Puerto Rico (CEIPR), luego de considerar los efectos que la incineración de desperdicios sólidos puede generar, rechazó el jueves, la propuesta para la construcción y operación de un incinerador en Arecibo.

CEIPR concluyó, que la incineración contamina el aire, el suelo y el agua con substancias químicas tóxicas, lo cual sería dañino para la población, la industria ganadera en Arecibo y Hatillo y la vegetación del área en general.

“Entendemos que científicamente se ha comprobado que la incineración produce emisiones cargadas de dioxinas, plomo, y mercurio, entre otros contaminantes, que al ser lanzados al ambiente, aun cuando no sean visibles, pueden incorporarse a la cadena alimentaria hasta llegar a las personas o entrar al cuerpo directamente a través de los pulmones y la piel, causando graves problemas de salud. Algunos de estos problemas son: el daño a los pulmones y el corazón, enfermedades de la piel, cáncer de varios tipos, diabetes, infertilidad, malformaciones congénitas y alteraciones del sistema inmunológico”, expresó el reverendo Heriberto Martínez Rivera.

La CEIPR señala que la tendencia que se observa a nivel mundial es precisamente eliminar las fuentes de contaminación ambiental para contribuir a una mejor calidad de vida para la humanidad, el resto de la Creación y las generaciones futuras. Así también entiende que hay otras formas de manejar los desperdicios sólidos como el reciclaje, o la reutilización de las cosas. Además, hay que reducir la cantidad de artículos que compran y desechan para minimizar el problema de la basura, el cual está íntimamente relacionado con la inversión del valor de ser por el de tener. Es importante educarnos como pueblo a comprar y botar menos y promover una conciencia ciudadana de la importancia del reciclaje.

La Coalición Ecuménica e Interreligiosa de Puerto Rico reafirmó que todas y todos somos responsables de cuidar de la Creación – que es Don y es Vida – de asegurar una mejor calidad de vida para todas las personas y de mejorar las posibilidades de un desarrollo sano para esta y futuras generaciones. Por tal razón, hacemos constar nuestro rechazo a la construcción del incinerador propuesto para Arecibo.

“Hacemos un llamado a las autoridades gubernamentales pertinentes del país y las de la esfera federal, a desistir de la implementación de cualquier proyecto de incineración en Puerto Rico y en su lugar fomentar un plan de manejo de desperdicios sólidos cónsono con el cuidado del ambiente y la salud”, concluyó Martínez Rivera.

Los comentarios para este artículo han sido cerrados.