Hijo de billetero asesinado dispuesto a retomar el puesto de su padre

UnknownSAN JUAN – Germán Alejandro, hijo del billetero del mismo nombre asesinado la semana pasada en Guaynabo, dijo el lunes que tendrá que retomar el puesto de venta de billetes de su padre para poder echar a su madre y hermanas adelante. “Ayer fue un día muy fuerte y le digo a mi esposa: ¿qué me toca hacer ahora? Tengo que convertirme en billetero. Yo tengo mi negocio en Dorado donde el mayor ingrediente es la honestidad y el buen servicio. Tú llegas allí y te hago sentir parte de mi familia y ahora yo tengo que despegarme de ese negocio. Tengo que echar a mi mamá adelante, tengo dos hermanas que ayudar, tengo mis dos hijas. Ahora tengo que convertirme yo en el billetero, que es un riesgo mayor a parte que el que tengo como fiador”, dijo Alejandro ahogado en llanto en una entrevista radial (Radio Isla).

Dijo tomará mucho tiempo en mejorar el país. El hombre, quien es fiador aseguró que su trabajo lo expone a diversos problemas, lo que le permite darse cuenta “que este pueblo está podrido”.

“Si queremos que el pueblo eche pa’ lante, yo entiendo que nos va a tomar 20 o 30 años. Como único podemos echar este pueblo pal ante es educando. Son muchos los que están contaminados, mal educados, que no tienen valores sólidos. La educación es lo más importante. Hay una gran generación perdida”, señaló quien agradeció las muestras de apoyo y solidaridad del pueblo.

Asimismo, aprovechó para cuestionar al gobierno por la forma en que se maneja la crisis social y de criminalidad en la isla.

“Se concentran en unas estupideces, que uno piensa: ¿en qué están pensando esta gente? Enfóquense en lo más importante. Lo triste es que esto que yo estoy diciendo, ellos la saben. No toman acción. ¿A dónde vamos a llegar”, inquirió.

Entretanto, recordó que fue él mismo quien cuando tenía 12 años estableció el puesto de venta de billetes, ubicado en la intersección de la Avenida Luis Vigoreaux (PR-19) y la Calle Sirio, en Altamira.

“Recuerdo que (mi papá) me dio 25 billetes y me fui a pie. Llegué al supermercado Casablanca que era lo que estaba allí y me senté allí. Recuerdo que una señora me compró un billete por 25 dólares y se ganó 100 dólares. Después de ese verano empezaron las clases, yo me fui a estudiar y papi se quedó (con el puesto)”, relató un tanto emocionado.

Familiares, amigos y público en general se congregaron el domingo para dar el último adiós a Germán Alejandro Rosa en el lugar en donde tenía su puesto de billetes de lotería desde hace 25 años y donde fue abatido de un balazo el pasado martes.

Los asesinos fueron identificados por la policía como Luis E. Cruz Rijos, apodado Samiro, de 20 años, vecino de Villa Maridos, en Toa Baja y presunto autor material del crimen; José Yamil Ortiz Rojas de 23 años y Sergio Ferrer Rivera de 28. En el grupo también iba un menor de 17 años, de quien no se han dado otras señas.

La Policía informó el domingo que Ortiz Rojas y Cruz Rijos, así como el menor de 17 años, fueron encarcelados por no prestar una fianza de 3.6 millones de dólares tras ser acusados en el Tribunal de San Juan por cargos de asesinato y violación a la Ley de Armas.

Los comentarios para este artículo han sido cerrados.