Denuncian más conflictos éticos de la designada secretaria de Salud

foto: primerahora.com

foto: primerahora.com

EL CAPITOLIO – La portavoz del Partido Nuevo Progresista (PNP) en la Cámara de Representantes, Jenniffer González Colón denunció un posible conflicto de interés con los más de 3 millones de dólares en contratos que otorgó la designada secretaria de Salud, Ana Ríus Armendariz, a su propio patrono. La expresidenta cameral denunció este nuevo conflicto ético de la también exlegisladora municipal de San Juan por el Partido Popular, al conceder millones de dólares en contrato a su patrono el Recinto de Ciencias Médicas mientras ella fue directora de la Administración de Servicios Médicos de Puerto Rico (ASEM) al principio de este cuatrienio.

“Le requerí a la directora de la Oficina de Ética Gubernamental que ampliara la consulta que hiciéramos el pasado 23 de septiembre, sobre los posibles conflictos éticos en los que estaría involucrada la doctora Ríus. En esta ocasión, nos referimos a la otorgación de 13 contratos o enmiendas por la cantidad de 3 millones 693 mil 874 dólares a Ciencias Médicas, entidad que le pagada sus servicios de anestesióloga, cuando ocupaba la silla de directora de ASEM”, explicó la portavoz del PNP en la Cámara.

El requerimiento de consulta incluye conocer si la designada secretaria de Salud solicitó las dispensas requeridas en virtud de la Ley Núm. 100 de 27 de junio de 1956, según enmendada, al momento de aceptar el cargo de directora de ASEM y el de la Secretaría de Salud al ser docente del Recinto de Ciencias Medicas de la Universidad de Puerto Rico.

“Primero la designada secretaria aseguró tener una dispensa para poder operar como anestesióloga en el gobierno mientras ocupa el puesto de secretaria de Salud, tal y como lo requiere la Ley de Ética Gubernamental, para luego la directora de Ética desmentirla a raíz de que esta servidora radicara una querella en dicha oficina por la falta de dispensa. Fue luego de nuestra querella, que la doctora Ríus radicó una petición de dispensa, la cual desconocemos si ha sido otorgada o no posteriormente”, señaló la expresidenta cameral.

“Estas denuncias a la falta de juicio de la designada secretaria son importantes a la hora de evaluar su nombramiento en el Senado. Aquí vemos un patrón de desconocimiento de las leyes y la ética administrativa que, lamentablemente, parecen ser respaldadas por el propio Gobernador”, alertó González Colón.

Los comentarios para este artículo han sido cerrados.