Coordinadora Paz para la Mujer exhorta a la procuradora a prevenir la violencia de género sin revictimizar

165406_505209836203304_1148870266_nSAN JUAN – Portavoces de la Coordinadora Paz para la Mujer (CPM) indicaron el sábado, que bajo ningún concepto se debe revertir la responsabilidad a la propia víctima de un incidente o asesinato por violencia de género, pues minimizar la culpa de los agresores implica añadir más obligaciones a las que ya cargan las mujeres en una sociedad machista.

Esto en respuesta a las declaraciones realizadas en días recientes por la procuradora de las Mujeres, Wanda Vázquez, quien impuso a las mujeres “el deber, la obligación y la necesidad” de investigar si sus compañeros tienen bagaje criminal para evitar que las agreden o las asesinen.

“El ‘deber’ y la ‘obligación’ de las personas es relacionarnos en igualdad de condiciones y con respeto. Por ello, tenemos que ser la voz de estas mujeres que no viven relaciones en equidad, especialmente cuando han sido víctimas de feminicidios y no pueden ofrecer su versión. Es necesario buscar soluciones que respondan a la política pública de prevención y protección de las víctimas. No se debe pasar juicio sobre los procesos o la rúbrica que utiliza cada mujer para relacionarse íntimamente con alguien”, apuntó Josefina Pantoja, facilitadora del Comité Coordinador de la CPM.

Pantoja añadió que cuando muere una mujer por violencia machista, el primer mensaje contundente debe dirigirse a condenar o repudiar el acto. Luego, es necesario provocar públicamente la solidaridad del pueblo y ofrecerse recursos desde el Estado y las organizaciones de base comunitaria para apoyar a la víctima y/o sus familiares.

Por su parte, la coordinadora general de la CPM, Vilma González, señaló que dada la ineficacia e inoperancia de los programas de reeducación y desvío que provee el sistema de Justicia, alguien con historial de violencia doméstica es un potencial agresor reincidente. “Sin embargo, la experiencia y las estadísticas sostienen que en muchos casos los agresores no poseen record criminal por violencia doméstica, ni son percibidos como personas violentas ante la sociedad”, recordó González Castro, psicóloga comunitaria de profesión.

“El reto de la prevención de la violencia de género es cómo empoderar a las mujeres sin repetir modelos machistas o sexistas. Por ello, exhortamos a la procuradora de las Mujeres que utilice los recursos que tiene a su haber por Ley para asegurar que cada mujer obtenga la protección y la información que necesita sin ser revictimizada en el proceso de buscar y recibir ayuda”, concluyeron las portavoces.

La CPM es la Coalición Puertorriqueña en contra de la Violencia Domestica y la Agresión Sexual y provee servicios de capacitación y asistencia técnica a casi 30 organizaciones que brindan servicio directo a sobrevivientes de violencia de género. Además, incide en los procesos de creación de política pública y genera alianzas con entidades a fines a la erradicación de la violencia en las vidas de las mujeres.

Para más información sobre actividades o sobre la agresión sexual o violencia doméstica, pueden comunicarse con CPM al 787-281-7579 o buscarnos en

Los comentarios para este artículo han sido cerrados.