Confinadas brillan en la pasarela durante desfile de modas “Belleza que Rehabilita”

foto:(carlos.giusti@gfrmedia.com)

foto:(carlos.giusti@gfrmedia.com)

SAN JUAN – Un grupo de confinadas de la Escuela Industrial para Mujeres de Vega Alta y el Hogar Intermedio para Mujeres de San Juan tuvieron la oportunidad de desfilar por primera vez en el escenario del Teatro Tapia durante el desfile de modas titulado “Belleza que Rehabilita” enmarcado en la Semana de la Rehabilitación Correccional.

Durante las pasadas semanas, las confinadas participaron de una variedad de talleres previo al evento como parte de las actividades en celebración a la Semana de la Rehabilitación Correccional. Los talleres giraron en torno a la autoestima, nutrición, pasarela y confraternización. Las confinadas participantes del desfile de modas sumaron trece de la Escuela Industrial y cuatro del Hogar Intermedio. Además, cinco confinadas pertenecientes al taller de cosmetología de la Institución fueron las maquillista.

“Esta iniciativa forma parte de la oferta en programas de rehabilitación que puede disfrutar la población correccional. Mi compromiso ha sido claro en brindar todas las herramientas necesarias para lograr una rehabilitación efectiva. La actividad de hoy es un paso sumamente positivo en esa dirección”, destacó el Secretario del Departamento de Corrección y Rehabilitación, José R. Negrón Fernández, acompañado del Honorable Alejandro García Padilla, Gobernador de Puerto Rico y la Primera Dama, Wilma Pastrana.

Además, diseñadores locales colaboraron con sus vestidos para que las confinadas lucieran en la pasarela. Estos fueron: Rebeca Tiago, Elier Albert, Miriam Budet, Sofia Arana y tiendas Gatsby. El calzado fue provisto por las tiendas Bakers. Igualmente, en la actividad el cantante de música sacra, Edgar René deleitó a los presentes con dos intervenciones musicales. En el intermedio del desfile la confinada de la Escuela Industrial, María Victoria, demostró su talento vocal cantando una canción.

De igual manera, se le concedió la oportunidad de participar como espectadoras del evento a un grupo de treinta confinadas. “Todo el evento ha sido bien planificado. Las confinadas modelos y las espectadoras pasaron por un proceso de evaluación sobre su buena conducta en la Institución para que pudieran estar presentes en la actividad y tuvieran la oportunidad de estar en un lugar tan reconocido como el Teatro Tapia. Esto provoca que las confinadas entiendan que su buena conducta provocará que participen de estas actividades fuera de la Institución”, explicó el titular de la agencia.

Los comentarios para este artículo han sido cerrados.