Alegan director de PRFAA está totalmente desenfocado

images1411EL CAPITOLIO – El expresidente de la Cámara de Representantes, José Aponte Hernández, exhortó el martes al director ejecutivo de la Administración de Asuntos Federales, Juan E. Hernández Mayoral, a dejar de ser en una “piedra de tropiezo” en el proceso de brindarle a los puertorriqueños el poder político necesario para influenciar las decisiones tomadas sobre Puerto Rico, incluyendo el cierre gubernamental federal. “Invito a Hernández Mayoral, a que ese mismo reclamo de participación que hace hoy a la diáspora de Puerto Rico en el continente, lo haga para que ésta respalde el proyecto HR 2000 que busca cumplir con la voluntad del pueblo, la cual fue libre y democráticamente expresada en el pasado plebiscito de estatus. Ya es hora que él comience a cumplir con los reclamos de nuestra gente y no de un pequeño grupo que desea mantener el llamado status quo”, sentenció el líder estadista en una comunicación escrita.

Con estas expresiones, Aponte Hernández contestó un llamado realizado ayer lunes por el funcionario a la diáspora puertorriqueña en el cual invitó a los miembros de ésta a comunicarse con congresistas y senadores en un esfuerzo de culminar con el impase presupuestario que mantiene el gobierno federal cerrado desde el pasado 1 de octubre.

“Si el director ejecutivo actuara sobre el deseo del pueblo, laborando para la admisión de Puerto Rico como estado de la Unión, sería otro cantar. Como estado, Puerto Rico estaría en mejor posición de influir el resultado de las negociaciones entre Demócratas y Republicanos. Seriamos un estado poderoso, no solamente el primer estado Hispano, si no que nuestra representación congresional sería una robusta y con influencias. No tendríamos que suplicar migajas, como ahora quiere que hagamos Hernández Mayoral”, puntualizó el también exsecretario general de la Palma.

Aponte Hernández señaló que con una representación de por lo menos cinco a seis congresistas y dos senadores, la Isla jugaría un rol crucial en cualquier negociación, asegurando mejores beneficios para los ciudadanos americanos residentes en Puerto Rico.

Por último, el representante por acumulación reiteró la necesidad de que Hernández Mayoral cese la práctica de contratar cabilderos para torpedear la voluntad del pueblo, plasmada en los resultados de noviembre 2012.

“Muy pronto se cumple un año de ese momento histórico en donde nuestra gente habló con contundencia y exigió el final de la colonia, a través de la estadidad. Es inconcebible que ante el déficit del gobierno de Puerto Rico, este funcionario utilice los fondos del pueblo para ir en contra de su mandato y voluntad”, señaló.

Los comentarios para este artículo han sido cerrados.