A abrazarse por la paz en Ponce

UnknownPONCE – Con el fin de combatir la alta incidencia de violencia y el maltrato, fomentando el fortalecimiento familiar en Puerto Rico y demostrar que no somos una sociedad que alberga violencia, se presentará el segundo evento Abrazo por la Paz 2013 en la ciudad de Ponce. “Veintiún residenciales del área sur de Puerto Rico serán los invitados especiales este día, ya que han decidido dejar a un lado todos los malos entendidos por comenzar a luchar por la paz de Puerto Rico”, dijo el vicepresidente ejecutivo de la Alianza Sicosocial de Puerto Rico, Manuel Cosme Ortiz.

Grupos y organizaciones han decidido marchar desde dos puntos de partida el día del evento. Unos lo harán desde el Oriental Bank de las Américas y otros desde el Ponce Mall, todos partiendo a las 9:00 de la mañana con el fin de encontrarse en el Auditorio Juan “Pachín” Vicéns a las 10:00 de la mañana, para así confundirse en un gran Abrazo por la Paz.

Además de disfrutar de presentaciones artísticas y culturales para todos los presentes, a los primeros 500 participantes que lleguen al evento se le obsequiarán camisetas, banderines, entre otras sorpresas.

Abrazo por la Paz, es un noble proyecto impulsado por varios sectores comunitarios con la intención de hacer que a través del abrazo fraterno la comunidad se demuestre a si misma que vivimos nuevos tiempos de crecimiento en valores, que somos una sociedad que tiene mucho que ofrecer en dones, tanto humanos, como artísticos, culturales y espirituales.

Se trata de un enveto de base comunitaria, prevención, educación y concienciación, que nació en el residencial Luis Llorens Torres para demostrar la importancia de la unión a través de un abrazo como sociedad en la búsqueda de fortalecer lazos como un solo pueblo, fortalecer autoestima, demostrar agradecimiento y fomentar la paz entre los puertorriqueños.

Esta iniciativa comenzó gracias a la Alianza Sicosocial de Puerto Rico, convocando el apoyo del Departamento de la Familia, la Policía de Puerto Rico, el Senado, sectores de base de fe, empresas privadas, medios de comunicación y el Departamento de la Vivienda, logrando que diversos sectores comunitarios unan esfuerzos a través de un abrazo fraterno a la comunidad.

La entidad lleva trabajando más de cinco años en comunidades de desventaja socioeconómica y cuatro años en el residencial Luis Llorens Torres.

Los comentarios para este artículo han sido cerrados.