Usuarios de ‘four tracks’ favorecen proyecto del Senado

imagesEL CAPITOLIO – En el segundo día de vistas públicas senatoriales sobre la regulación de los vehículos todoterreno conocidos como “four tracks”, el ciudadano Feliciano ‘Tato’ Hernández, portavoz de los dueños de este tipo de vehículos, avaló el miércoles, el Proyecto del Senado 426 y el establecimiento de altas multas para aquellos que violen la Ley.

“Este proyecto reúne todo lo que buscamos los dueños de ‘four tracks’, que requiere el registro e identificación con una placa o tablilla de estos equipos, facilitando el trabajo de la Policía para identificar los mismos que entren en violación de la ley”, dijo Hernández, quien maneja el programa televisivo “Somos o no Somos”, dirigido a ese segmento de la población, también expresó que están dispuestos a utilizar los vehículos en lugares establecidos con un horario fijo, con el permiso del gobierno.

Por su parte, la licenciada Estrella Mar Vega, asesora legal de la Policía de Puerto Rico, se expresó en contra de los Proyectos del Senado 426 y 86 a los fines de enmendar la Ley de Vehículos y Tránsito de Puerto Rico (Ley 22) de forma que se pueda regular el uso de los vehículos todo terreno. “Nos preocupa que se permita el uso de éstos vehículos más allá de las fincas, para propósitos agrícolas, porque estaríamos haciendo legal que las personas arriesguen su vida por un aparente método de diversión, que simplemente puede ser letal”.

La asesora legal de la Uniformada explicó, “de manera cotidiana vemos cómo jóvenes, muchos de ellos menores de edad, perecen en accidentes de “four tracks”, por conducir los mismos en las carreteras. Nos oponemos a la enmienda pretendida al Artículo 10.16 de la Ley 22, antes citada que eliminaría a su vez la prohibición de que estos vehículos circunden en nuestras carreteras”.

Vega solicitó ante la Comisión de Infraestructura, Desarrollo Urbano y Transportación del Senado que preside el senador Pedro A. Rodríguez que se enmiende el Artículo 10.16 de la Ley 22, “para establecer un proceso que le permita a la Policía de Puerto Rico poder confiscar los vehículos todo terreno que sean utilizados en contravención de lo establecido por la Ley 22, antes citada.

La abogada insistió además en que se aumente la multa por el uso ilegal de estos vehículos, de 250 dólares hasta un máximo de 1,000 dólares, “ello, porque entendemos que cuando se aumentan las multas por violaciones a la Ley de Vehículos y Transito, las personas tienden a respetar con mayor ahínco sus disposiciones”. También pidió en que se enmiende el Artículo 10.21 de la misma Ley, para incluir que toda persona bajo los efectos de embriaguez, sin importar las circunstancias o el vehículo que esté conduciendo, podrá ser procesado bajo el Capítulo 7 de la misma, que es la que regula las penalidades sobre conducir bajo efectos del alcohol y/o de sustancias controladas.

Mientras, el senador popular por Humacao, Jorge Suárez Cáceres, cuestionó al Inspector de la Policía Jorge Hernández Peña si fuera elegible adaptar los “four tracks” a vehículos de baja velocidad y de esta forma se pudiera permitir su uso y registro a lo que Hernández contestó, “El detalle es que ahora mismo el DTOP, le otorgó permisos de uso a vehículos de baja velocidad como los carritos de golf, que ya han sido alterados y encontrados en la carretera Número 2 y en la autopistas, cuando no debe ser así”.

El Inspector aclaró que actualmente la ausencia de un registro de los vehículos todo terreno no les permite tener información sobre los accidentes graves ocurridos al conducir éstos, “los incidentes con los “four tracks” estaban siendo investigados como accidente desgraciado y no como accidente de vehículo de motor, la mejor agencia que puede darle estadísticas de los accidentes seria Salud”.

Sobre el origen de la creación de estos vehículos hechos para la agricultura en los Estados Unidos, Hernández Peña indicó “en el mismo equipo el fabricante tiene un “warning” que dice: no transitar por vía pública, no más de una persona, no bajo los efectos de bebidas alcohólicas, estos equipos no son aptos para transitar en las calles”. A lo que el senador del Partido Nuevo Progresista contestó, “su contestación es clara estos vehículos no están diseñados para transitar en las carreteras”. A preguntas del presidente del Senado Eduardo A. Bhatia, el Inspector Hernández Peña aseguró, “nosotros ya estamos listos para intervenir con ellos, de antemano estamos preparados”.

Por otro lado Gustavo García el Departamento de Recursos Naturales y Ambientales, propuso enmendar el texto del Proyecto del Senado 86 para que la medida contemple como actividades prohibidas, “la operación de vehículos todo terreno en el cauce legal de los cuerpos de agua y en la zona de amortiguamiento del cauce legal la cual se extiende desde el límite del cauce legal hasta una distancia de tres metros, así como áreas con propiedad de conservación y otras áreas de alto valor ecológico”.

Al finalizar la vista, el presidente del Senado, Eduardo A. Bhatia, pidió al senador Pedro Rodríguez, presidente de la Comisión, que el informe final de este proyecto se trabaje con celeridad. “Por favor, es petición es que tengamos el mismo en 48 horas”. El portavoz del Partido Nuevo Progresista, Larry Seilhamer y los senadores Margarita Nolasco, Carmelo Ríos y Ramón Ruiz, del distrito de Ponce, estuvieron presentes en la vista pública celebrada en el Salón Leopoldo Figueroa del Capitolio.

Los comentarios para este artículo han sido cerrados.