Reactivan comisión para estudiar inundaciones urbanas en la Isla

notimas_squared_01121SAN JUAN – El presidente del Colegio de Ingenieros y Agrimensores de Puerto Rico (CIAPR), Edgar Rodríguez Pérez, anunció el jueves la reactivación de la Comisión de Inundaciones Urbanas para atender y promover solución a la problemática critica de las inundaciones urbanas en Puerto Rico. “El grave problema de inundaciones urbanas que tenemos en el país es uno multifactorial. Por un lado, la mayoría de los ciudadanos desconoce las condiciones en que se encuentra la infraestructura de su entorno y contribuye al problema construyendo o añadiendo a estructuras existentes de manera ilegal y recargando un sistema que no está diseñado para más carga de agua. Pero también hay aspectos de falta de mantenimiento, problemas de diseño o construcción y falta de planificación en zonas urbanas”, explicó el presidente del CIAPR en un comunicado de prensa.

Según Rodríguez Pérez, en general los costos asociados al impacto de las inundaciones en zonas urbanas sobrepasan por mucho los costos de mantenimiento preventivo y construcciones bajo las prácticas de ingeniería apropiadas.

“Las inundaciones urbanas son causadas por la falta de sistemas de acarreamiento pluvial (superficial o soterrado) adecuado para manejar la escorrentía correspondiente. Ya esta comisión definió siete razones principales por las que ocurren las inundaciones urbanas con la frecuencia que ocurren en Puerto Rico y reactivaremos sus trabajos para ampliar sobre soluciones y presentarlas al Gobierno y al país”, dijo.

La Comisión de Inundaciones del CIAPR determinó en un informe (aún no publicado) del 2011 que las siete razones principales para este fenómeno en la Isla son planificación y diseño inadecuado; topografía; el constante desarrollo de la zona metropolitana y la disminución de áreas verdes causan que gran parte de la precipitación que cae se convierta en escorrentía; la falta de capacidad hidráulica de cuerpos de agua receptores; falta de capacidad hidráulica de sistemas de alcantarillado pluvial; falta de capacidad de parrillas o aperturas de los registros pluviales y falta de mantenimiento a los sistemas pluviales.

El organismo ya tiene once recomendaciones claves para poner en marcha un plan que disminuya sustancialmente este problema urbano.

“Es fundamental en todo esto la cooperación de muchos sectores. El gobierno solo no lo puede solucionar sin la ayuda de la ciudadanía y el sector privado, y viceversa. Con este trabajo estamos apostando a lograr una propuesta que reúna todos los elementos necesarios, pero gran parte de ello será la educación”, finalizó Rodríguez.

Los comentarios para este artículo han sido cerrados.