Proyecto busca proteger a consumidores de recibir reemplazos de celulares

notimas_squared_0112EL CAPITOLIO – El presidente de la Comisión de Asuntos del Consumidor y Prácticas Anti Monopolísticas, Nelson Torres Yordán, destacó la necesidad de proteger a los consumidores de la práctica de reemplazar los teléfonos celulares nuevos y defectuosos de sus usuarios por unidades catalogadas como “usadas” o “usadas como nueva”. A esos efectos el representante inició las vistas públicas en torno al Proyecto de la Cámara 1156, para prohibir el reemplazo de los celulares nuevos que se dañen antes que se cumpla su término de garantía de fábrica o garantía extendida para la sustitución de equipos de telefonía inalámbrica.

“Una queja amplia de los consumidores es que firman un contrato con una compañía y le venden un celular nuevo que por alguna razón se dañó, y la compañía les dice –te estoy entregando un celular, este es arreglado pero es como nuevo-. No es justo para el consumidor”, señaló Torres Yordán.

Además, el representante indicó, que lo justo es que el consumidor este informado previamente sobre el negocio jurídico que está firmado y sobre la política de la compañía de entregar equipos re-manufacturados. Por lo tanto, enfatizó que el consumidor debe estar en la posición de consentir o no esta práctica y poder moverse a otra compañía más a tono con el servicio que desea.

De hecho, el presidente de la Junta Reglamentadora de Telecomunicaciones de Puerto Rico (JRTPR), Javier Rúa Jovet, acompañado de su ayudante el licenciado Jorge Bauzert, apoyó la medida coincidiendo en la importancia de que el consumidor este informado sobre cómo funciona la garantía de su equipo inalámbrico.

Al mismo tiempo aclaró que se debe establecer que los proveedores de servicio celular tienen una relación contractual individual y única con cada manufacturero de los equipos que ofrecen a sus clientes, por lo que no se puede concluir que la parte obligada a honrar la garantía de un celular es la compañía que ofrece el servicio que además, depende de los términos y condiciones de su contrato con los proveedores.

No obstante, defendió que la política promueve el reciclaje y que las capacidades y apariencias de los teléfonos re-manufacturados son idénticas a las de un teléfono nuevo, “sólo que es posible que no se entregue en su caja original”.

Finalmente, en una ponencia enviada por escrito a la Comisión el Vicepresidente Regional de At&T puerto Rico/USVI Ramón “Rey” Flores y el Vicepresidente y gerente general de T-Mobile de Puerto Rico, Jorge Martel, coincidieron en que la política de la garantía para teléfonos nuevos es responsabilidad del fabricante y no del proveedor.

Los comentarios para este artículo han sido cerrados.