Planta exótica invade lago de Cidra y cuerpos de agua de Puerto Rico

09-15-13 lago cidraSAN JUAN – El Comité Despertar Cidreño denunció que una planta acuática exótica de reciente introducción en Puerto Rico, conocida como lechuga de agua (Pistia stratiotes) ha comenzado a crecer rápidamente sobre la superficie del lago de Cidra y cubre un sector del lago conocido como Puente de la Sabana. Esta planta flotante nativa de América del Sur se considera una de las peores malezas en las regiones tropicales y subtropicales del mundo. Estas plantas crecen más rápidamente en aguas contaminadas que contienen niveles elevados de fosfatos, compuestos de nitrógeno y materia orgánica.

Según la agrupación, entre los problemas ambientales causados por las poblaciones de lechuga de agua está que las plantas de lechuga de agua pueden disminuir las concentraciones de oxígeno disuelto reduciendo la vida acuática, produciendo malos olores y estimulando el crecimiento de bacterias y contribuyen a la contaminación del agua.

Además, las poblaciones densas pueden disminuir los niveles de agua de embalses y ríos porque las tasas de evaporación aumentan en las áreas donde crece la planta. Las plantas de lechuga de agua pueden restringir flujo del agua propiciando las inundaciones a lo largo de ríos y canales.

Por otro lado, las poblaciones densas de lechuga de agua producen ambientes de cultivo ideal para los mosquitos. Multitud de poblaciones de lechuga de agua impiden el desarrollo y crecimiento de las plantas y animales nativos.

Debido a su tasa de crecimiento agresivo, la posesión de la lechuga de agua es ilegal en el estado de Florida sin un permiso especial.

A pesar de que el Club de Pesca Cidreño ha realizado varias campañas para remover las plantas acuáticas del lago utilizando sus propios recursos y la colaboración del municipio de Cidra, no dan abasto con la agresividad del crecimiento de la planta.

El Comité Despertar Cidreño entiende que es necesario que la Autoridad de Acueductos y el Departamento de Recursos Naturales ataquen agresivamente el problema con maquinaria y equipo que remueva mecánicamente las plantas acuáticas de manera continúa.

De igual manera la Junta de Calidad Ambiental (JCA) y la Agencia Federal de Protección Ambiental deben realizar gestiones para erradicar las fuentes de contaminación del lago.

La organización ambientalista envió cartas a las agencias recabando su intervención para resolver este problema.

Los comentarios para este artículo han sido cerrados.