Piden se investigue crimen ambiental en la costa de Mayagüez

UnknownMAYAGÜEZ – El representante Efraín de Jesús, del distrito 19 Mayagüez, San Germán, emplazó públicamente a agencias estatales y federales, para que investiguen lo que entiende es ”un crimen ambiental”, que se ha estado cometiendo en la zona marítimo terrestre de la costa mayagüezana. El legislador, que preside la Comisión de Desarrollo Integrado de la Región Oeste, hizo el emplazamiento luego de que participará de la actividad Limpieza Nacional de Costas y Playas, que se lleva a cabo el tercer sábado de septiembre de cada año, cuya iniciativa en Puerto Rico coordina Scuba Dogs Society.

”Lo que más nos llamo la atención de todo el material que se encontró, fue el hallazgo de grandes cantidades de desperdicios biomédicos, en especial las bolsas de recolección de sangre” expresó De Jesús Rodríguez al destacar que ese material lo utilizan hospitales y centros de donación de sangre y existen compañías que se dedican a su recogido y disposición.

Para el legislador, existe la necesidad de investigar esa situación de estar convirtiendo los cuerpos de agua, como el Caño la Boquilla y la desembocadura de Rio Grande de Añasco, en vertederos de desechos biomédicos que afecten la vida marina en nuestras costas.

”Por eso es que le estamos pidiendo a agencias estatales y federales que investiguen y procesen a los responsables de este crimen ambiental”, subrayó De Jesús Rodríguez, quien se propone radicar además una Resolución de Investigación de la situación denunciada.

El representante junto a personal de su oficina, sus familiares y amigos de Mayagüez, participaron del recogido, junto a la Asociación de Estudiantes de Biotecnología del RUM, presidida por Naomi López, del recogido de desperdicios en las comunidades playeras, La Mora del barrio Maní, El Seco y Guanajibo.

En la actividad se recogieron plásticos, vidrio, metal, foam y neumáticos de vehículos, que contaminan la costa mayagüezana, bajo el liderato de la capitana del grupo, la estudiante Stephanie Castro.

Indicó que lo positivo de la actividad fue la gran cantidad de jóvenes estudiantes de escuelas públicas y del RUM, además de los Niños Escuchas entre otros que se constituyeron para el recogido de cientos de libras de desperdicios en la zona marítimo terrestre de la costa mayagüezana.

Los comentarios para este artículo han sido cerrados.