Piden renuncia de miembro Junta UPR por crisis en hospital de Carolina

foto:galenusrevista.com

foto:galenusrevista.com

EL CAPITOLIO – El expresidente de la Cámara de Representantes, José Aponte Hernández, solicitó el jueves la renuncia inmediata de Jorge L. Sánchez a la Junta de Gobierno de la Universidad de Puerto Rico (UPR), así como de cualquier otro organismo gubernamental. Esto luego de revelarse que el asesor ‘senior’ en salud de la administración conocía de primera mano la crisis en el Hospital de la Universidad de Puerto Rico (UPR) en Carolina.

Según el legislador, una certificación emitida por la secretaria de la Junta de Gobierno de la UPR, Ana Matanzo Vicens, el pasado 29 de mayo confirma que Sánchez fue designado oficialmente como representante de ese organismo ante la Junta de Directores de la Corporación Servicios Médicos, Inc., la cual administra el hospital universitario de Carolina.

“La situación del Hospital de Carolina es sumamente delicada; hay unos funcionarios que conocían y trataron de ocultar, hay otros que deberían de saber y dicen lo que no es; pero tienen responsabilidad directa, como es el caso de San Lorenzo. Exhortamos al Gobernador a que evalúe profundamente esta situación y tome acción contra aquellos que defraudaron la confianza del pueblo”, comentó Aponte Hernández mediante declaraciones escritas.

La certificación número 45 2012-2013, de la cual hace referencia el representante del Partido Nuevo Progresista, detalla claramente el proceso por el cual Sánchez logró entrar al organismo rector del hospital durante la reunión ordinaria de la Junta de Gobierno de la Universidad el 25 de mayo.

Para el líder estadista, el gobernador, Alejandro García Padilla, tiene que actuar de la misma forma que lo hizo con el exdirector ejecutivo del hospital universitario, Domingo Nevárez, a quien criticó fuertemente ante la crisis que atraviesa dicha facilidad de salud.

Un informe preliminar realizado por el Centro para Control y Prevención de Enfermedades en Atlanta (CDC por sus siglas en inglés), reveló que la verdadera cantidad de pacientes muertos con la bacteria Acinetobacter baumannii alcanza la cifra de 32. Anteriormente la administración del Partido Popular Democrático había indicado que la cantidad eran 10. El reporte además indica que las personas contagiadas con esta batería suman 71, no los 30 originalmente reportados por el estado.

Por último, Aponte Hernández enfatizó que Sánchez, no solo como presidente de la UPR, pero como miembro activo de la administración hospitalaria, recibía informes sobre el contagio con la bacteria y ahora trata de cubrir su responsabilidad.

Los comentarios para este artículo han sido cerrados.