OIGPe con prueba de irregularidades del permiso de valla publicitaria en Condado

imagesSAN JUAN – La Oficina del Inspector General de Permisos (OIGPe) informó el miércoles que desde el pasado 30 de agosto ha estado investigando las alegadas irregularidades en la obtención de un permiso de la Oficina de Gerencia de Permisos por parte de la compañía “AR5 Outdoor Advertising Media” para la instalación de un anuncio en la Avenida Ashford en Condado. A raíz de dicha investigación, la OIGPe emitió una multa inicial y una Orden Temporera de Cese y Desista en lo que se realizaba la auditoría de dicho permiso.

“En la OIGPe se recibieron varias comunicación de parte de los vecinos del área, así como de la Compañía de Turismo de Puerto Rico, denunciando la instalación de este anuncio frente al Hotel Condado Vanderbilt”, indicó Jennifer Mayo, inspectora general de permisos.

“Uno de nuestros inspectores intervino de inmediato con las personas que se encontraban en el predio objeto de la controversia. Sin embargo, ellos evidenciaron la existencia de un permiso de construcción emitido por la Oficina de Gerencia de Permisos”, agregó.

De acuerdo a la información ofrecida por la titular, la Ley 161-2009 es la que establece los procesos que se llevan a cabo para la solicitud, revisión y fiscalización de estos permisos. La Oficina de Gerencia de Permisos es la encargada de evaluar estas solicitudes de permiso, mientras que la Junta Revisora de Permisos y Uso de Terrenos tiene la facultad legal de revisar las determinaciones finales de la Oficina de Gerencia de Permisos cuando una parte así lo solicite dentro de los 20 días de emitido el mismo.

Una vez emitido un permiso y concluido el periodo de revisión, éste se presume correcto y válido. Esta presunción solamente puede ser rebatida mediante un proceso judicial ante el Tribunal de Primera Instancia.

“Hay que entender que en este caso existe un permiso para la construcción emitido por la Oficina de Gerencia de Permisos. Nosotros hemos realizado una auditoría expedita de dicho expediente para poder rebatir la presunción de corrección y legalidad del permiso. De hecho, hemos detectado varias irregularidades en la emisión del mismo. Por tal razón, emitimos la Orden Temporera para la paralización de la obra y recurrimos al Tribunal de Primera Instancia para solicitar la paralización permanente,” aclaró Mayo.

La funcionaria aclaró que esa agencia no tiene facultad legal para revocar permisos y que ese proceso tenía que llevarse ante la Junta Revisora y no se hizo.

Ahora, el único remedio disponible es a través del Tribunal. La vista en este caso está señalada para el 24 de septiembre, en el Tribunal de Primera Instancia, Sala 907, en San Juan.

Los comentarios para este artículo han sido cerrados.