Montañez y Navarro jugarán desde el primer día

300px-A_worn-out_baseballCAGUAS – Para defender con éxito el campeonato obtenido en la pasada campaña, tienen que estar todos los elementos desde un principio. Es por esta razón que los Criollos de Caguas buscan contar con los principales jugadores desde el primer día de la temporada 2013-2014, pautado para iniciar el 1 de noviembre con la visita de los Gigantes Carolina al Estadio Yldefonso Solá Morales, establo de la Yegüita. Una de las piezas valiosas de los monarcas es el intermedista Rey Navarro Bultrón, quien a pesar de que atravesó por una temporada excepcional en las ligas menores con la organización de los Reales de Kansas City, dirá presente desde el primer choque de la nueva campaña. Tan grande fue la actuación del pelotero cagüeño, que fue ascendido en la parte final del torneo, lo que representa un paso de avance para alcanzar el sueño dorado de las Grandes Ligas.

El jugador del cuadro dividió su tiempo en las Menores entre las sucursales Doble A y Triple A de los Royals, siendo parte integral en el campeonato de los Omaha Storm Chasers en la Pacific Coast League. En días recientes ganó de igual manera el título a nivel Triple A, tras su equipos vencer a los Durham Bulls, campeones de la International League.

Otra noticia positiva para los Criollos es la llegada temprana del patrullero Luis Montañez, quien por primera vez en mucho tiempo comenzará un torneo de Liga Invernal con Caguas. En el pasado el versátil jardinero no estuvo disponible para llegar temprano a Puerto Rico por sus compromisos con los diferentes equipos de Grandes Ligas para los que ha jugado.

Alex Cora, gerente general de los Criollos, oficializó la contratación del importado Bryce Stowell como uno de los refuerzos de los campeones para la próxima temporada. El lanzador derecho pertenece a la organización de los Indios de Cleveland, quien lo seleccionó en la ronda 22 del Sorteo de Novatos en el 2008, tras estudiar dos años a nivel colegial, primero en Pepperdine University y luego en Cal Irvine.

Con seis pies y dos pulgadas de estatura, el tirador que recién cumplió 27 años viene de jugar con los Akron Aeros a nivel Doble A en la Eastern League. Su marca fue de 4-1 en 36 juegos en que trabajó, todos como relevista, salvando cuatro desafíos con una efectividad de 2.58 en 45.1 entradas lanzadas en las que abanicó a 62 bateadores y otorgó 21 bases por bolas.

Por sus brillantes carreras en las ligas invernales, los boricuas Luis ‘El Jíbaro’ Rodríguez Olmo y Juan ‘Terín’ Pizarro serán exaltados al Salón de la Fama del Béisbol Latino en el 2014. Ambos jugadores vistieron las franelas de Caguas, ganando campeonatos con los Criollos en la época dorada de la pelota puertorriqueña entre los años 50 y 60 en la Isla.

En el caso de Rodríguez Olmo, que será exaltado en el renglón de los veteranos, fue parte de varias ediciones titulares en el Valle del Turabo, tanto como jugador al igual que dirigente. La destacada carrera del jugador nativo de Arecibo lo llevó a jugar en las Grandes Ligas, convirtiéndose en el primer boricua en participar en una Serie Mundial, así como el primer latino en comenzar un encuentro en el clásico de las Mayores que se celebra en otoño, tras su debut con los Dodgers de Brooklyn en la década de los cuarenta.

En cuanto a Pizarro, el lanzador zurdo comenzó su carrera profesional en Puerto Rico en el 1955 con los Cangrejeros de Santurce. Pero luego en el 1956 jugó con Caguas, regresando a los crustáceos en e 1960 con quienes se retiró luego de 34 años con marca de 157-110.

Con Caguas fue elegido el Jugador Más Valioso en el torneo de 1957-1958, al finalizar con impresionantes números de 183 ponchetes, 1.32 de efectividad y un ‘no-hitter’. La actuación con los Criollos fue de 31-15 en el renglón de victorias y derrotas, propinando 12 blanqueadas en el uniforme rojo y blanco del Valle del Turabo.

En las Grandes Ligas jugó para siete organizaciones, incluyendo a los Piratas del Pittsburgh con quien compartió escenario con el inmortal Roberto Clemente Walker. Pizarro ha sido uno de los lanzadores puertorriqueños con más participaciones en Series del Caribe, jugando en las ediciones de 1958, 1960, 1971, 1973 y 1976.

Otros jugadores que serán reconocidos y exaltados al Salón de la Fama del Béisbol Latino serán Bert Campaneris (Cuba), Moisés Alou (República Dominicana), Luis Salazar y Cesar Tovar (Venezuela), Vinny Castilla y Aurelio López (México), y Omar Moreno (Panamá).

Los comentarios para este artículo han sido cerrados.