Más de $2.25 millones para las mujeres puertorriqueñas víctimas de violencia

391-323-242WASHINGTON, DC – El Departamento de Justicia de los Estados Unidos (DOJ, en inglés) asignó el viernes, 2.5 millones de dólares a diferentes agencias y organizaciones que buscan implementar estrategias para prevenir la violencia contra la mujer, mejorar la fiscalización de estos crímenes, y proveer servicios a las víctimas, anunció el comisionado residente en Washington, Pedro Pierluisi.

“Todas las puertorriqueñas víctimas de violencia deben poder contar con el apoyo de las agencias de ley y orden, organizaciones comunitarias y de un sistema judicial que trabaja para protegerlas. De esta manera, podremos ofrecerles a estas víctimas los recursos que necesitan y merecen. Además, tenemos la responsabilidad de desarrollar y mejorar nuestras estrategias de prevención por medio de la educación y la implementación de programas que crean consciencia y aumentan la seguridad pública”, expresó Pierluisi.

El programa STOP bajo el Violence Against Women Act (VAWA) le otorgó 1.6 millones de dólares en fondos federales a la Oficina de la Procuradora de la Mujer con el propósito de promover el desarrollo y la implementación de estrategias en las áreas de ley y orden para atender los crímenes violentos contra las mujeres y proveerle servicios a estas víctimas.

Además, DOJ le asignó un total de 318,592 dólares al Departamento de Justicia de Puerto Rico con el propósito de desarrollar y mejorar programas diseñados para implementar el Sex Offender Registration Act (SORNA), una sección de la Ley Adam Walsh que protege a niños y adultos de la explotación sexual y crímenes violentos. De igual manera, esta ley busca prevenir el abuso y la pornografía infantil, promover la seguridad en el internet y honrar la memoria de Adam Walsh y otras víctimas. El propósito de SORNA es proteger al público de agresores sexuales al establecer sistemas nacionales abarcadores que registran a los agresores y notifican al público.

Asimismo, el Hogar Nueva Mujer Santa María de la Merced en el Municipio de Cayey recibiría 300,000 dólares en fondos para proveer ayuda a mujeres que no tienen un hogar o necesitan una vivienda temporal y que han sido víctimas de agresión sexual, violencia doméstica, violencia durante una cita o un noviazgo, o que han sido acosadas al ser perseguidas.

Por otro lado, la Universidad de Puerto Rico Recinto de Carolina recibió 35,000 dólares por parte de la Oficina de Violencia Contra la Mujer (OVW, en inglés) para reducir la violencia contra las mujeres en este campus. Gracias a estos fondos se proveerán servicios a las víctimas, se implementarán programas y estrategias con el fin de prevenir, monitorear y responder a la violencia contra las mujeres en el campus, y se aumentará la seguridad.

El campus de la UPR de Carolina cuenta con una población estudiantil de sobre 3,800 estudiantes y más del 60 por ciento son mujeres.

“Nos urge combatir la violencia contra la mujer en nuestras universidades de la manera más efectiva posible para asegurar que todos los estudiantes tengan la misma oportunidad de llevar a cabo su desarrollo académico en un ambiente seguro. La lucha contra la violencia tiene que ser un esfuerzo colectivo – felicito a la UPR de Carolina por tomar la iniciativa de enfrentar este problema – cuentan con mi apoyo”, sostuvo el comisionado residente.

Los comentarios para este artículo han sido cerrados.