La Isla se une en alabanza melódica

El concierto de música cristiana
“AMOR, FAVOR, GRACIA” revive la fe

Concierto Amor favor GraciaSan Juan, Puerto Rico – El concierto “AMOR, FAVOR, GRACIA” se celebró exitosamente anoche en el Coliseo de Puerto Rico José Miguel Agrelot, en Hato Rey. El espectáculo, que forma parte de la gira mundial de la cantante dominicana Lilly Goodman y fue producido por Nueva Vida Music Events, convirtió el recinto, durante tres horas y media, en un centro de alabanza mediante la música.

Goodman presentó su producción homónima y por primera vez compartió escenario con Christine D´Clario y Kathy Joanne. El acto de apertura inició sin retraso con Kathy Joanne, ante una audiencia amplia que le hizo coro en “A Dios sea la Gloria”. Arrodillada en el sencillo escenario, la vocalista alcanzó unas notas con las que enardeció a los espectadores. Kathy Joanne gritó varias veces “yo quiero más de ti, Jesús”, como preludio a su próxima canción, “Yo quiero más”.

El show continuó -sin intermedios- con la proyección audiovisual alusiva a “Más profundo”, la más reciente producción de Christine D´ Clario. La multitud recibió de pie a la enérgica cantante cristiana que mantuvo a la audiencia bailando y cantando. La artista cuestionó a sus seguidores, “¿están listos para seguir pensando en su presencia?”, añadiendo, “estamos en este lugar para provocar un encuentro con el Espíritu Santo”.

Previo a entonar “Digno, solo Tú eres digno, solo Tú eres digno”, D’ Clario solicitó que dejaran a un lado los celulares y cámaras para que levantaran sus manos al Señor. Emotiva y entre lágrimas, la intérprete afirmó “la presencia de Dios está aquí”, para luego agregar, pidiendo disculpas -si alguien se ofendía- que “nosotros somos expertos fallándole a Dios, haciendo promesas que no cumplimos y aparentamos que tenemos su presencia cuando en realidad no damos ni un poquito de lo que se necesita”.

Christine D´ Clario fue enfática en que Puerto Rico está siendo más retado que nunca. El cantautor venezolano Daniel Calveti participó como artista invitado de Christine y la acompañó en el tema “Fidelidad”. Tras permanecer arrodillada con las manos elevadas, la artista aseguró llorosa que escuchó que el Señor le dijo, “solo deja que se queden conmigo un rato”. La solista interpretó, además, canciones como “Levántate”, “Rey”, “Gloria en lo alto” y “Como dijiste”, entre otros.

Después de un intermedio, comenzó el concierto de Lilly Goodman, con un mensaje en las pantallas explicando el significado del título del álbum y de la gira “AMOR, FAVOR, GRACIA”. La imponente voz de la cantautora conmocionó a la audiencia desde el primer tema “Sublime gracia” y con otras composiciones más movidas como “Yo sin ti”.

“¿Sabes por qué le adoramos con tanto gozo?… Porque una persona después que conoce a Cristo, no es igual. No sabemos lo que va a pasar el día de mañana, pero nuestro Padre seguirá siendo el mismo Padre de ayer, de hoy, que nunca te falla ni te abandonará, siempre está a tu lado” mencionó como preámbulo a “De aquí a 20 años”.

El productor musical del disco “AMOR, FAVOR, GRACIA”, el puertorriqueño Ema Rodríguez, acompañó a Goodman en “Mi necesidad”.

Lilly Goodman indagó cuántos han escuchado frases similares a “tú no puedes”, a los que de inmediato advirtió que “el cielo es el límite. Ve por esos sueños que están guardados, que Dios te los puso en tu corazón y si alguien te dice, ‘no lo vas a lograr’, hazte el sordo, ponte lo guantes, sube el pozo y ve adelante”.

“El equipaje”, “Nadie me dijo”, “Cúbreme”, “He decidido seguir a Cristo” y un popurrí con “Puede ser”, “Sin dolor” y “Si puedes creer” recibieron la aprobación de la concurrencia y revalidaron la grandiosa voz de Goodman.

La música y los mensajes fueron suficientes para que el público en varias ocasiones se levantara de sus asientos y se unieran en una sola voz. La noche de alabanza cumplió su cometido al provocar que la audiencia se marchara con el objetivo en mente de promover un cambio en toda la sociedad puertorriqueña y continuar difundiendo la palabra.

Cabe destacar que el evento llenó la modalidad mediana a capacidad y contó con un impecable sonido que permitió a los presentes disfrutarse al máximo cada momento.

Los comentarios para este artículo han sido cerrados.