Injusto y deficiente el sistema de salud de Puerto Rico

09-08-13 Dr Eduardo Ibarra OrtegaSAN JUAN – Un foro entre médicos y funcionarios públicos fue el escenario en el que miembros del Colegio de Médicos Cirujanos de Puerto Rico (CMCPR), presentaron las quejas de la clase médica a lo largo y ancho de la isla. “A los médicos se nos está tratando de imponer como nuestra función principal al atender un paciente, que busquemos en qué forma podemos dirigir los servicios que le brindamos a fin de garantizan una mayor ganancia a las compañías de seguros”, expresó la vicepresidenta del Colegio de Médicos, Norma Devarie.

Entre los presentes se encontraba el senador José Luis Dalmau, presidente de la Comisión de Salud y Nutrición del Senado; la representante Lydia Méndez, presidenta de la Comisión de Salud de la Cámara de Representantes; la senadora Mari Tere González; Ricardo Rivera, director de Administración de Seguros de Salud (ASES); Ángela Weyne, comisionada de seguros; el presidente de la Junta de Licenciamiento y Disciplina Médica, Victoriano Quintana; la directora de Medicare para Puerto Rico e Islas Vírgenes, Iris Bermúdez; varios pasados presidentes del Colegio Médico, la actual directiva del Colegio y alrededor de 200 médicos, funcionarios de las aseguradoras y público en general.

“El actual sistema de salud le ha traído sufrimiento y dolor a este pueblo durante los pasados 20 años, pese a que el primer presidente del Colegio Médico, Adalberto Mendoza, valientemente se lo advirtió al gobierno”, señaló por su parte, Eduardo Ibarra, presidente actual de la institución.

“Innumerables seres humanos han perdido la salud o la propia vida por denegaciones, posposiciones y otras iniquidades del actual sistema”, agregó Ibarra quien ha sido el principal proponente a través de los años para que se implante en Puerto Rico un sistema de salud universal con pagador único.

Por su parte, la representante Lydia Méndez enfatizó que el Proyecto de la Cámara 217, precisamente eliminará muchas de las quejas de los médicos ya que evitará que las aseguradoras sean las que decidan sobre el tratamiento del paciente y no sus médicos.

En cuando al conocido asunto de llamados hospitalitas, el presidente de la Junta de Licenciamiento de Médicos, Victoriano Quintana expresó que “estamos esperando las quejas en la Junta para tomar acción bien sea de una multa al médico que así actuare, como incluso suspendiendo su licencia de ser ello meritorio”.

Entretanto, el director de ASES, Ricardo Rivera detalló la forma en que desde Washington se está diligenciando el pago a los médicos que no se han inscrito en el uso del récord médico electrónico. “Los anuncios de las aseguradoras deberían de prohibirse, para mí, la única propaganda de un plan debería de ser la satisfacción del paciente manifestada de boca en boca por éstos”, dijo.

Un caluroso aplauso le dieron los presentes al senador José Luis Dalmau, cuando sostuvo que “tenemos cheques de aseguradoras pagándole a proveedores por denegar servicios y eso no lo vamos a tolerar”.

Los comentarios para este artículo han sido cerrados.