Industriales reaccionan a imposición de IVU a cuentas comerciales

Industriales de Puerto Rico (Logo)SAN JUAN – Cuando se discutió en vistas públicas el Proyecto de la Cámara 1073, que dio margen a la ley de redistribución y ajustes de la carga contributiva (Ley 40, 2013), la Asociación de Industriales de Puerto Rico (AIPR) se opuso argumentando que el mismo iba a tener un impacto detrimental que tendría en las operaciones de las empresas establecidas en Puerto Rico y en el consumidor, indicó el martes, su director ejecutivo Jaime L. García.

En dicha ocasión indicamos que “si el proyecto se aprobaba como estaba redactado, no será posible crear los 50,000 empleos que se ha puesto esta administración como meta ni en dieciocho meses ni en cuatro años. Además de castigar la producción, estas nuevas imposiciones obligarán a reducir puestos de trabajo y salarios, provocarán la evasión y la opacidad en las transacciones porque esconde los costes. La propuesta, hará daño a las empresas locales y provocará la fuga de empresarios, empresas y trabajadores. Todo esto en aras de mantener un nivel de gasto de gobierno que la economía de Puerto Rico no puede sostener”.

Las disposiciones de la Determinación Administrativa 13-16 constituyen un impacto adicional al comercio en Puerto Rico que muy bien puede resultar en un elemento adicional que fuerce el cierre de un negocio, despidos de personal, entre otras formas de reducir gastos para mantenerse operando.

Si queremos fomentar la eliminación de la economía subterránea, esta NO es una manera de lograrlo. Por el contrario, esto fomenta el que los negocios decidan moverse a operar con efectivo y evitar las transacciones bancarias, creando a su vez un impacto negativo en la banca.

En las jurisdicciones como Brasil donde se han impuesto cargos a las transacciones bancarias, se ha hecho con el propósito de salir del déficit gubernamental pero lo han hecho como única medida y no imponiéndola sobre múltiples otros impuestos como ha sido en Puerto Rico a través de la Ley 40. Si se van a llevar a cabo todos estos cargos bancarios se debe considerar eliminar las medidas impositivas de la Ley 40 como la patente nacional y el incremento en la contribución alternativa mínima, indicó el titular de los Industriales.

El mero hecho de que se haya llevado a cabo este tipo de movida promueve la economía subterránea y la evasión en momentos de crisis fiscal y en momentos donde el Departamento de Hacienda no tiene la capacidad de fiscalizar que no sea a los que ya están en el sistema contributivo.

Nuestra Asociación ha enfatizado en innumerables ocasiones que no podemos continuar resolviendo el problema a corto plazo, afectando el desarrollo económico de Puerto Rico a largo plazo, concluyó el titular de los Industriales.

Los comentarios para este artículo han sido cerrados.