Iglesias piden a Obama no intervenir en Siria

foto: primerahora

foto: primerahora

SAN JUAN – El Concilio de Iglesias de Puerto Rico (CIPR) y la Mesa Nacional del Consejo Latinoamericano de Iglesias (CLI) en Puerto Rico escribieron al presidente de los Estados Unidos Barack Obama para que detenga sus intenciones de invadir a Siria, e hicieron un llamado a participar de la Vigilia por la Paz, convocada por la organización Madres contra la Guerra.

Según la misiva, “Cualquier vía de solución que imponga la fuerza de las armas desde cualquier país lejano y obviando los mecanismos de diplomacia, diálogo y salida política, contribuye a exacerbar el conflicto, el dolor y la muerte, independientemente de la veracidad o no del uso de armas prohibidas por el derecho internacional”.

La carta hace referencia al argumento de la Administración Obama de la existencia y uso de armas químicas en la guerra civil que padece este país. En ella, los organismos ecuménicos hacen entender que no debe repetirse la experiencia de Irak y Afganistán en estos tiempos y más bien, se debe explorar la salida política así como la intermediación de los organismos internacionales que objetivamente pueden hacer los señalamientos y establecer las medidas correspondientes para superar tal crisis.

De igual manera, estas dos instancias ecuménicas invitaron a la ciudadanía a apoyar el Acto de Oración al cual ha convocado la organización “Madres contra la Guerra” a celebrarse en el Pabellón de la Paz del Parque Luis Muñoz Rivera, en San Juan, este domingo 8 de septiembre, a las 5:00 de la tarde.

En la última semana, tanto Estados Unidos como el Reino Unido han expuesto evidencia fílmica como pruebas de laboratorio en la que según ambos gobiernos, se demuestra el uso ilegal de armamentos químicos, esto luego de que varias muestras de laboratorio dieran positivo a residuos de gas sarín.

El gas sarín es un poderoso químico neurotóxico que es capaz de provocar la muerte, luego de padecer varios síntomas, como dolor de cabeza agudo, parálisis, bloqueo del sistema respiratorio, combulsiones y la muerte por paro cardiáco.

Al momento, el gobierno de Siria ha negado el uso del químico en armamentos, lo que está prohibido por acuerdos internacionales. A pesar de negarlo, el gobierno Sirio se opuso a la entrada de inspectores de la Organización de las Naciones Unidas por espacio de casi una semana.

Los comentarios para este artículo han sido cerrados.