Gobernador suspende labores en el Gobierno

images36SAN JUAN – El gobernador Alejandro García Padilla anuncio en la noche del miércoles que los empleados de gobierno que no trabajan en seguridad no tendrán que reportarse a sus labores hasta nuevo aviso.

De igual forma, las clases quedan suspendidas en el sistema de enseñanza pública, incluyendo Universidad de Puerto Rico. De igual forma Todas las dependencias de la Rama Judicial de Puerto Rico permanecerán cerradas.

La directora de la Oficina de Administración de los Tribunales (OAT) Sonia Ivette Vélez Colón. aclaró que las Salas de Investigaciones de San Juan y Bayamón, así como el Consorcio del Noreste, que sirve las regiones judiciales de Carolina, Humacao y Fajardo, permanecerán operando en horario regular mientras las condiciones del tiempo así lo permitan. Las demás regiones mantendrán activo el sistema de jueces y juezas de turno.

“Es necesario suspender las clases y el trabajo en el gobierno para mañana. Vamos a estar pendientes del informe de las 11:00 de la noche y de las 5:00 de la mañana. Tan pronto tenga una información que me permita reabrir las escuelas y reanudar los trabajos lo voy a hacer”, dijo el gobernador en conferencia de prensa.

García Padilla insistió en que si los pronósticos cambian, tanto las clases como los trabajos se reanudarían el mismo jueves. Por lo tanto, invitó a los ciudadanos a estar pendientes a los boletines que se emitan a las 11:00 de la noche y a las 6:00 de la mañana.

En horas de la noche del miércoles, la Depresión Tropical número 7 se tornó casi estacionaria al sur de la Isla, esto según el reporte preliminar emitido por parte del Centro Nacional de Huracanes (CNH), que estimó su velocidad por satélite y radar, en unas 2 millas por hora (mph), en dirección hacia el nor-noroeste.

A las 8:00 de la noche, el centro de circulación de la depresión tropical se estimó que estaba localizado en la latitud 16.7 grados norte, longitud 66.2 grados oeste, a unas 120 millas al sur de San Juan, Puerto Rico y a unas 195 millas al sureste de Punta Cana, República Dominicana.

Al momento el sistema mantiene la intensidad de sus vientos máximos sostenidos en 35 mph, mientras que hubo una leve disminución en su presión central, que a las 5:00 de la tarde era de 1009 milibares y en el más reciente informe aparecía en 1008 milibares.

Un aviso de tormenta tropical sigue en efecto para todo Puerto Rico, así como la porción sureste de la República Dominicana, desde Cabo Engaño hasta Cabo Francés Viejo.

Es posible que la depresión tropical se fortalezca en horas de la noche y la madrugada del jueves, por lo que a su paso sobre o cerca de Puerto Rico, pudiera ser ya la tormenta tropical Gabrielle, el séptimo sistema nombrado de la temporada del Atlántico de 2013.

Se espera además que el fenómeno recobre su velocidad de traslación nuevamente en las próximas horas y que para el viernes gire completamente hacia el norte para desplazarse hacia aguas abiertas en el océano Atlántico, al norte de la región.

Vientos con intensidad de tormenta tropical pudieran ser sentidos en la región suroeste de la Isla, mientras que fuertes lluvias asociadas al sistema seguirán ocurriendo en toda la Isla. Debido a la lentitud con que se mueve la Depresión Tropical, es posible que los efectos asociados a esta se prolonguen hasta el sábado, lo que aumenta el riesgo de inundaciones y deslizamientos de terrenos para la Isla.

Acumulaciones de lluvia adicionales pudieran alcanzar entre 3 a 6 pulgadas sobre Puerto Rico, Islas Vírgenes y el este de la República Dominicana. Estos estimados pudieran aumentar en algunas zonas aisladas donde se pueden reportar acumulaciones de hasta 10 pulgadas de lluvia.

Los comentarios para este artículo han sido cerrados.