Equipo Fiscal visita a casas acreditadoras para intentar apaciguar a bonistas

SAN JUAN – La secretaria del Departamento de Hacienda, Melba Acosta Febo y el presidente interino del Banco Gubernamental de UnknownFomento para Puerto Rico (BGF), José V. Pagán Beauchamp, viajaron nuevamente a la ciudad de Nueva York para reunirse con las casas acreditadoras Standard & Poors, Fitch y Moody’s, para informar a los inversionistas sobre las medidas tomadas por el gobierno para atender la situación económica de la Isla.

Entre los temas que estarían presentando ante los bonistas del País, la Secretaria de Hacienda sostuvo que estarían ofreciendo datos sobre los resultados preliminares que pueden haber generado las nuevas medidas impositivas en los recaudos del País.

“Desde el primer día hemos mantenido una comunicación constante con las casas acreditadoras para mantenerlos al tanto de los pasos que estamos dando para estabilizar las finanzas y fortalecer el crédito del país. En esta ocasión queremos informarle directamente como van progresando las diferentes iniciativas que hemos encaminado y especialmente, discutir con ellos cómo se están comportando los recaudos del presente año fiscal”, indicó Acosta Febo.

Por su parte, Pagán Beauchamp destacó que en las reuniones, las cuales fueron solicitadas por el grupo fiscal del gobierno, “discutiremos el reciente comportamiento de los mercados en lo que respecta a la deuda del gobierno y algunos de los mecanismos que estamos implantando para fortalecer la confianza del mercado en Puerto Rico”, comentó Pagán.

Actualmente los mercados de valores e inversiones en bonos municipales y gubernamentales han decaído, tras la estrepitosa bancarrota declarada por parte de la ciudad de Detroit, en el estado de Michigan. La situación ha desencadenado en una devaluación de los bonos y fondos mutuos, lo que preocupa al sector inversionista.

Ante la crisis, varias publicaciones especializadas en la industria financiera han cuestionado la capacidad del Gobierno de Puerto Rico y el BGF para emitir nueva deuda y cumplir con el pago de las deudas existentes. Eso último obligó al BGF a suspender las emisiones de bonos por los próximos meses en lo que pasa “el ojo de la tormenta”, según lo denominó el propio Pagán Beauchamp.

Los comentarios para este artículo han sido cerrados.