Desmantelan organización de narcotráfico entre Puerto Rico y Estados Unidos

images143CAROLINA – El gobernador Alejandro García Padilla anunció el lunes la incautación de un cargamento de 480 kilos de cocaína en el Aeropuerto Internacional Luis Muñoz Marín de Carolina como parte de la operación federal Escudo Costero, así como el arresto de 16 personas vinculadas a una organización criminal dedicada al trasiego de drogas entre Puerto Rico y Estados Unidos.

“El éxito del Escudo Costero lo que nos lleva es a apretar más los lazos. Hace unos meses, cuando estaba en otra faena, dije que el gobierno tenía que tomar las medidas necesarias para que los narcotraficantes supieran que si querían llevar drogas a Estados Unidos, por aquí no podía ser. Hoy estoy para repetirlo. Por aquí no. Por aquí no va a pasar la droga y el vamos a apretar más el lazo”, dijo el mandatario en una conferencia de prensa en el aeropuerto.

El gobernador detalló que fueron arrestadas 16 personas miembros de la organización a la que se le atribuye el trasiego de más de mil kilos de cocaína en el último año.

Según las autoridades, la organización que fletaba aviones en Santa Cruz, alegaba que transportaba reggaetoneros y ponía la droga en bocinas.

“El pasado 13 de junio se procedió a arrestar cuatro personas que intentaban traficar 155 kilos de cocaína desde el Aeropuerto Luis Muñoz Marín hacia la ciudad de Nueva York. Ese operativo, que no fue divulgado, se mantuvo en investigaciones para obtener información adicional que permitiera el arresto de los cabecillas de esta empresa criminal, cuya primera etapa culmina hoy”, expresó García Padilla.

Según dijo el ejecutivo, desde enero pasado se han ocupado 380 kilos de cocaína en los aeropuertos, lo que representa un aumento en comparación con los 260 kilos más que los incautados el pasado año. “Es decir, hemos confiscado el triple de la droga que se ocupaba en los aeropuertos”, aseguró al tiempo que dijo se han duplicado las incautaciones de dinero en efecto en los aeropuertos.

Los casos serían atendidos por la Fiscalía Federal por tratarse de trasiego de drogas en una instalación portuaria y los acusados se exponen a penas de entre 20 años de cárcel y cadena perpetua.

Los comentarios para este artículo han sido cerrados.